Así son los cambios en la nueva normativa de las ITV

Así son los cambios en la nueva normativa de las ITV

En caso de que el informe sea desfavorable, podrá realizarse la siguiente en cualquier otra estación

El próximo 20 de mayo empieza a aplicarse la nueva normativa de ITV para adaptarla a las exigencias de la legislación europea. La firma TÜV Rheinland, especialista en servicios técnicos y con 25 ITV repartidas por todo el país, detalla cuáles son los principales cambios necesarios tanto en los procedimientos y equipos de diagnóstico e inspección, como en la formación del personal.

Una de las ventajas es la posibilidad de pasar la ITV antes de la fecha prevista hasta 30 días de antelación y se mantendrá la fecha de la siguiente revisión con independencia del momento en que se produzca la anterior, siempre que ese adelanto no supere el mes.

En cuanto a las segundas inspecciones, en caso de que el informe sea desfavorable, pueden realizarse en cualquier estación, siempre que se disponga de los datos de los defectos de la primera inspección mediante presentación del correspondiente informe. Al tratarse de una adaptación de la legislación europea, un certificado de inspección periódica será perfectamente válido aunque este se emita en otros países miembros de la Unión Europea.

Las estaciones de ITV requerirán la acreditación del seguro obligatorio en cada inspección ordinaria o extraordinaria del vehículo y desaparece la denominación del resultado Favorable con Defectos Leves, en solo Favorable o Desfavorable.

Otro de los cambios es el requisito de antigüedad para la concesión de la matrícula histórica. Si hasta la fecha se establecía en 25 años, ahora pasará a ser de 30 años desde su fabricación o en el momento de su primera matriculación.

Por lo que se refiere a la revisión del kilometraje, las estaciones de ITV continuarán anotando el kilometraje del vehículo y deberán comprobar además que no exista una manipulación del cuentakilómetros o que no se encuentre claramente estropeado.

Todas las estaciones trabajarán con los nuevos dispositivos de lectura que comprobarán únicamente el funcionamiento de los sistemas de control de emisiones. Este protocolo se aplicará a partir de septiembre de 2018 para vehículos fabricados a partir de 2006 (vehículos ligeros, norma Euro 5 y Euro 6, y vehículos pesados, Euro VI).

La nueva norma actualiza los requisitos de cualificación del personal y, por primera vez, exige la titulación de Técnico Superior de Automoción como nivel mínimo. Incorpora también la formación a distancia.

Por último, se flexibilizan algunos requisitos para los vehículos de alquiler. Ahora, tienen que realizar la primera inspección a los cuatro años de la matriculación, en lugar de a partir del segundo, como venían haciendo hasta ahora. Para este cambio en la normativa ha sido clave el buen estado del parque automovilístico de vehículos de alquiler y en consecuencia la baja incidencia en las ITV.

 

Fotos

Vídeos