Skoda Kodiaq RS, imagen de marca

El nuevo Kodiaq RS es el SUV más deportivo y equipado de su segmento

MANU CORTÉS

En septiembre de 2016, Skoda marcó el inicio de su campaña SUV con el estreno mundial del Kodiaq. El espacioso SUV de cinco o siete plazas se convirtió de inmediato en un superventas, con más de 277.000 unidades vendidas. El nuevo SUV deportivo Kodiaq RS es la nueva punta de lanza del fabricante checo.

Con su motor turbodiésel de 240 caballos de potencia, la tracción total a las cuatro ruedas, el rápido cambio automático DSG de siete marchas, la versión RS del Kodiaq combina altas prestaciones, acabados de lujo y un comportamiento ultradeportivo. Con un récord de vuelta de 9 minutos 29 segundos en el legendario circuito alemán de Nürburgring, el Kodiaq RS se ha convertido en el SUV de siete plazas más rápido.

El primer SUV de alto rendimiento de la marca checa perteneciente al Grupo Volkswagen (del que hereda las últimas tecnologias de diseño, mecánicas y de seguridad), aúna las cualidades de un vehículo deportivo de larga distancia con los de un robusto y seguro coche familiar.

El motor turbodiésel de serie más potente de la historia de la marca y el sistema de escape Dynamic Sound Boost, que proporciona un sonido especialmente impactante -casi de carreras- cuando el propulsor trabaja a altas vueltas, no son los únicos elementos distintivos que se estrenan en el nuevo Kodiaq RS. También es la primera vez que un Skoda equipa de serie las grandes llantas de aleación de 20 pulgadas de diámetro.

Además, la gama de equipamientos de serie incluye faros delanteros y traseros full led así como también el cuadro de instrumentos Virtual Cockpit. Aparte del motor, el cambio DSG de siete velocidades y la tracción total inteligente, también contribuye a sus dinámicas características de conducción la dirección progresiva que permite un comportamiento especialmente seguro y ágil.

Asientos deportivos

En el interior, el Kodiaq RS dispone de vistosos asientos deportivos en tejido Alcántara (un material usado con frecuencia en el motor de competición por su bajo peso y buen agarre), con reposacabezas integrados en la primera fila, fibra de carbono y cuero, y adornados con costuras de contraste rojas específicas RS.

El nuevo Virtual Cockpit es totalmente personalizable, presentando un efecto de fibra de carbono y ofrece un quinto modo de visualización. Este nuevo diseño Sport sitúa el velocímetro y el cuentarrevoluciones en el centro y permite al conductor ver claramente su velocidad y régimen de giro del motor. En cambio, la emisora de radio o la información de navegación se muestran en pequeño.

Ficha técnica Skoda Kodiaq RS

Combustible:
Gasóleo
Motor:
4 cilindros
Cilindrada:
1.968 cm3
Potencia:
240 caballos
Tracción:
A las 4 ruedas
Cambio:
Automático DSG de 7 marchas
Velocidad:
220 km/h.
0 a 100 km/h.:
6,9 segundos
Consumo:
6,4 litros
Emisiones CO2:
167 g/km.
Largo:
4,70 m.
Ancho:
1,88 m.
Alto:
1,68 m.
Maletero:
725 litros
Precio (desde):
50.750 euros (43.500 euros con campaña y sujeto a financiación)

La luna y ventanas traseras tintadas y el asiento del conductor ajustable eléctricamente con función de memoria vienen de serie. La posición del asiento seleccionada se puede guardar en la llave personalizada opcional. Al abrir el coche, estos parámetros se aplican de forma automática. Otros elemento de serie son los sensores de aparcamiento delanteros y traseros y cierre centralizado sin llave con función de apagado y encendido del motor.

La versión deportiva RS también ofrece las ventajas de un SUV de gran tamaño. Como todos los Kodiaq, viene de serie con cinco plazas, las cuales se pueden incrementar hasta siete de forma opcional. El modelo de cinco plazas ofrece un gran maletero de 725 litros con todos los asientos ocupados, y de 1.960 litros cuando los asientos están abatidos. Con todos los asientos ocupados, la versión de siete plazas tiene una capacidad de maletero de 230 litros, que crece hasta los 715 litros con la tercera fila de asientos abatida y hasta los 1.950 con la segunda y tercera fila abatidas.

De serie, el Kodiaq RS viene con el sistema de información con conexión Bluetooth y tecnología Smart Link, además del sistema de navegación Amundsen con una conexión a Internet integrada. Disponible opcionalmente, el sistema de navegación Columbus también permite acceder a servicios móviles online. Un Phonebox con carga por inducción para teléfonos móviles está disponible opcionalmente. Esto conecta de forma inalámbrica un smartphone con la antena del coche y lo carga de forma inductiva siguiendo el estándar Qi, siempre que el dispositivo sea compatible técnicamente.

Gracias a la tecnología biturbo, el motor diésel dos litros TDI entrega su elevado par máximo de 500 Newton metro entre 1.750 y 2.500 vueltas; la potencia es de 240 CV, lo que permite al Kodiaq RS un gran rendimiento: solo 6,9 segundos para alcanzar los 100 km/hora desde parado y una velocidad máxima de 220 kilómetros por hora.

El 2.0 litros TDI es potente, aunque muy eficiente. El consumo medio de gasóleo es de apenas 6,4 litros. La decisión de Skoda de usar un motor diésel para un vehículo de alto rendimiento como el Kodiaq RS se justifica por sus numerosas ventajas. Los compradores potenciales de SUVs de gran tamaño suelen tener muy en cuenta los costes. Gracias al bajo consumo, los costes de funcionamiento son muy bajos comparados con los de un motor de gasolina, a pesar de sus prestaciones y unas emisiones de CO2 considerablemente menores.

Un coche dinámico necesita un sonido deportivo. Por este motivo, el Kodiaq RS utiliza el Dynamic Sound Boost, un sistema que modula el ruido del motor. La unidad de control específica de este sistema puede leer el estado de funcionamiento del régimen del propulsor, el par motor, la marcha seleccionada o la velocidad. Usando complejos algoritmos, calcula una señal específica. El actuador, que está posicionado cerca del tubo de escape, produce un sonido artificial basado en dichas señales, y suplementa el original del sistema de escape con un ruido muy deportivo. Los tres sonidos disponibles se asocian con el selector de modos de conducción: Comfort, Normal y Nieve.

Tracción total de serie

Con su tracción total de serie, el Kodiaq RS está perfectamente equipado para una gran variedad de necesidades en la carretera y fuera de ella, así como para todas las condiciones meteorológicas. El embrague multidisco de quinta generación, controlado electrónicamente, distribuye la potencia de forma variable entre las cuatro ruedas en cuestión de milisegundos, y virtualmente sin que se entere el conductor. Lo hace en función de la situación de conducción detectada por los sensores.

Hasta el 85 % del par motor disponible en cada momento puede asignarse a una rueda concreta; con cargas pequeñas (conducción en ciudad o asfalto seco), solo las ruedas delanteras reciben energía para ahorrar combustible. El bloqueo electrónico diferencial EDS en los ejes frontal y posterior también evitan que las ruedas individuales giren sobre un mismo eje; la rueda que gira se ralentiza automáticamente a la vez que se transfiere más par a la segunda rueda, con mejor tracción.

La potencia disponible en cada momento se transmite de forma variable a las cuatro ruedas mediante una transmisión de doble embrague (DSG) de siete velocidades. La configuración de los amortiguadores se ajusta automáticamente a las condiciones de conducción o al terreno en todo momento, gracias al Control de Chasis Dinámico, también de serie.