Opel Combo Life, funcional, seguro y muy habitable

Ya se admiten pedidos del nuevo Combo Life, cuyas primeras unidades se entregarán en otoño

MANU CORTÉS

Opel continúa desarrollando su ofensiva de producto lanzando un verdadero vehículo multiuso con el nuevo Opel Combo Life, un automóvil familiar lleno de innovaciones. El Combo de quinta generación es muy espacioso, práctico y versátil, equipado con una o dos puertas correderas traseras y se puede pedir como versión con carrocería normal (4,40 metros) o larga (4,75 metros) y con capacidad para cinco o siete plazas. Los pasajeros de la segunda fila disponen de asientos individuales del mismo tamaño, con anclajes Isofix para sillas de seguridad infantiles.

Bajo el capó, se puede elegir entre una variedad de propulsores diésel y gasolina de inyección directa con turbocompresor. Hay disponibles tres de gasóleo, con potencias de 75, 100 y 130 caballos, todos sobre la base del motor de 1,5 litros de cilindrada. El motor gasolina de 1,2 litros de cilindrada, ofrece dos variantes de potencia con 110 y 130 caballos. Todos están acoplados a transmisiones manuales de cinco o seis velocidades; también se ofrecerá una caja automática de ocho velocidades con levas en el volante por primera vez en este tipo de vehículos, de serie en el modelo de gasolina de 130 caballos y opcional para el turbodiésel de 130 CV.

El nuevo Opel Combo Life equipa tecnologías y sistemas de asistencia al conductor conocidos del segmento compacto o SUV, como alerta de somnolencia del conductor, la cámara de visión trasera panorámica de 180°, la pantalla de proyección, el sistema IntelliGrip y características de comodidad como los asientos con calefacción y el volante de cuero calefactado. Este conjunto de soluciones relevantes para la seguridad abarca dispositivos como la pantalla de proyección Head Up Display que reduce el riesgo de distracciones al proyectar los datos de conducción más importantes en la línea de visión directa del conductor, y evita que el conductor aparte la vista de la carretera.

Alerta de colisión frontal

Asimismo, el nuevo Combo Life ofrece la alerta de colisión frontal con detección de peatones y frenado de emergencia automático que ayuda a evitar accidentes. Este sistema funciona de forma automática entre los 5 y los 85 km/h; no solo emite una alarma y una advertencia visual, sino que también frena automáticamente si la distancia a un vehículo que circula delante disminuye rápidamente y el conductor no reacciona.

La cámara frontal «Opel Eye», utilizada ya en modelos como el Astra, el Corsa y el Mokka X, procesa diversos datos, formando así la base para los sistemas de asistencia al conductor, como el reconocimiento de señal de tráfico o el asistente de mantenimiento de carril. El control de velocidad de crucero automático del nuevo Combo se adapta a la velocidad a la del vehículo que circula delante si es necesario. La alerta de somnolencia del conductor evalúa el nivel de fatiga a través del estilo de conducción y sugiere al conductor un descanso bien merecido en la siguiente estación de servicio.

Las maniobras de estacionamiento se hacen más seguras y más fáciles al contar ahora con el asistente lateral de aparcamiento, que ayuda al conductor mientras realiza giros cerrados a baja velocidad, advirtiéndole cuando existe el riesgo de que el lateral del vehículo colisione con un obstáculo (bolardos, barreras, pared u otros vehículos). El asistente lateral consiste en doce sensores alrededor del automóvil que analizan el área circundante y advierten al conductor a través de la pantalla del sistema multimedia si se detecta una posible colisión.

La cámara panorámica de visión trasera del Combo Life aumenta el ángulo de visión en la parte posterior del automóvil hasta los 180º, de modo que el conductor puede ver a otros usuarios de la carretera acercándose desde cualquier lado al dar marcha atrás. El asistente avanzado de aparcamiento facilita el estacionamiento aún más; reconoce espacios adecuados y estaciona el vehículo por sí solo. También puede utilizarse para salir de la plaza de estacionamiento. En ambos casos, el conductor solo necesita manejar los pedales y cambiar de marcha.

De campo y playa

Los aficionados al turismo de «aventura moderada» a los que les gusta desplazarse fuera de las carreteras asfaltadas, no tendrán que preocuparse por las condiciones del firme gracias al control de tracción IntelliGrip, que adapta de inmediato el funcionamiento del motor y la transmisión, la distribución de la potencia y los ajustes del sistema de estabilidad ESP al modo seleccionado, garantizando así un mejor contacto con la superficie por la que se circula.

Están disponibles en el nuevo Combo Life los siguientes cinco modos de conducción: «Normal-Carretera», para circular para las condiciones normales del día a día. «Nieve», para garantizar la mejor tracción posible también en superficies heladas y nevadas; el control de tracción regula el deslizamiento de las ruedas delanteras, ralentiza la rueda que gira en exceso y transfiere el par a la otra rueda delantera. El sistema funciona a velocidades de hasta 50 km/h.

El modo «Barro» permite resbalar más. El giro provocado intencionadamente de la rueda con la mínima tracción cuando el vehículo está en marcha facilita retirar el barro y que los neumáticos puedan restablecer la tracción. Mientras, a la rueda con mayor agarre se le envía el par motor más alto. Este modo está activo hasta 80 km/h.

El modo de conducción «Arena» posibilita un pequeño giro simultáneo sobre las dos ruedas delanteras motrices, permitiendo avanzar al vehículo y reduciendo el riesgo de que se hunda en la arena. Por último, el modo «ESP Off» desactiva el control electrónico de estabilidad y las ayudas a la tracción hasta 50 km/h para dar completa autonomía al conductor. Por seguridad, el sistema IntelliGrip vuelve automáticamente al modo «normal» a velocidades superiores a 50 km/h.

El Combo Life también ofrece sistemas de infoentretenimiento de última generación compatibles con Apple CarPlay y Android Auto con pantalla táctil a color de hasta ocho pulgadas. Los puertos USB en la parte delantera y en la segunda fila garantizan que las tabletas y los teléfonos móviles se puedan recargar mientras una toma de corriente de 230 V en el espacio para los pies del acompañante delantero permite que el pasajero conecte un ordenador portátil. Además, los «smartphones» compatibles también se pueden cargar de forma inalámbrica a través de la plataforma de carga inductiva ubicada bajo los controles del aire acondicionado.

Pero sin duda lo que más destaca en el nuevo Combo Life es su excepcional versatilidad. Está disponible en dos versiones, normal de 4,4 metros de largo o como una versión alargada 35 centímetros, opcionalmente con dos puertas traseras deslizantes. Ambas variantes tienen una altura de 1,8 metros y estarán disponibles con cinco o siete asientos. La versión de cinco asientos y longitud estándar admite un volumen mínimo de equipaje de 597 litros. La versión de carrocería de 4,74 metros de largo ofrece un espacio para equipaje de 850 litros.

Con los asientos traseros abatidos, el volumen de maletero de la versión normal se triplica hasta los 2.126 litros. La configuración de asientos de la segunda fila de ambas variantes permite elegir entre el asiento corrido de la segunda fila de serie con el respaldo abatible en secciones 60/40 o alternativamente tres asientos individuales, que se pueden plegar individualmente desde el maletero. Además, el fácil acceso al compartimento de pasajeros se garantiza por las puertas correderas.

Los precios aún no se han comunicado oficialmente, pero podrían partir desde los 19.000 euros sin incluir ofertas de lanzamiento ni descuentos por financiar la compra con la marca.

 

Fotos

Vídeos