Hyundai i20, fiable, funcional y seguro

El nuevo i20 moderniza su diseño y mejora notablemente sus sistemas de ayudas a la conducción

MANU CORTÉS

Con la renovación del i20 con sus tres tipos de carrocería (un pseudoSUV denominado «Active» y las de tres y cinco puertas), Hyundai muestra su gran potencial en el segmento B, el de los utilitarios polivalentes urbanos con una longitud un poco superior a los cuatro metros de longitud, que representan casi un cuarto del mercado total.

Para cumplir con las expectativas de los clientes, el i20 presenta un diseño renovado y mejoras en materia de seguridad, como el sistema Smart Senseactive. La marca surcoreana también introduce una caja de cambios automática tipo «doble embrague» y siete marchas para conseguir una conducción más confortable. Además, incorpora en toda la gama el sistema de parada y arranque automático del motor Stop & Go, de serie en todas las motorizaciones, que reduce las emisiones de CO2.

La variante de carrocería de cinco puertas del nuevo i20 presenta un frontal rediseñado que incluye la parrilla en cascada, característica de toda la gama Hyundai, y cuenta ahora con nuevos parachoques. Según el acabado se ofrece un techo solar panorámico, así como uno bitono (en color negro, disponible previsiblemente a finales de este año) con el que se pueden crear un total de 17 combinaciones de color posibles para personalizar el vehículo.

La parte trasera tanto del i20 cinco puertas como del Active (con una carrocería tipo SUV y dos centímetros de altura más que sus «hermanos» de gama), ha sido actualizada con nuevos parachoques y ópticas, creando una apariencia más dinámica. El portón también ha sido rediseñado para integrar la matrícula, situada ahora en el centro del portón trasero. Las llantas de aleación de 15 y 16 pulgadas de diámetro presentan un nuevo diseño para completar el nuevo diseño exterior.

Con la carrocería de cinco puertas, también se puede optar por un techo solar panorámico disponible en el acabado Style, el cual ofrece una mayor sensación de amplitud en el habitáculo.

En el interior, el i20 ofrece un espacio sobresaliente para los pasajeros sin comprometer la capacidad del maletero cuyo volumen es de 326 litros. Para un mayor confort en la conducción, está equipado con un asiento ergonómico que ofrece la mejor posición del cuerpo en función de las distintas situaciones del día a día.

Conectividad

El nuevo i20 ofrece un variado catálogo de opciones en materia de conectividad. La versión de serie incluye una nueva pantalla monocromo de 5 pulgadas de diámetro. La pantalla en color de 7 pulgadas es el escalón más alto en cuanto a conectividad y ofrece compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, lo que permite a los ocupantes ver en el propio coche y a gran tamaño el contenido de sus «smartphones», incluso el sistema de navegación.

El coche cuenta con dos nuevos y eficientes motores de gasolina, parcos en consumo y con emisiones de CO2 muy reducidas. El propulsor 1.0 litros de T-GDI de tres cilindros, está disponible con dos variantes de rendimiento: 100 y 120 caballos de potencia. Este motor, en sus dos variantes, está equipado con un filtro de partículas que reduce notablemente las emisiones de sustancias contaminantes.

Ficha técnica Hyundai i20 1.2 MPI / 1.0 T-GDI / 1.0 T-DGI

Motor:
4 cil. / 3 cil. / 3 cil.
Cilindrada:
1.248 cm3 / 998 cm3 / 998 cm3
Potencia:
75 caballos / 100 caballos / 120 caballos
Velocidad:
170 km/h. / 190 km/h. / 190 km/h.
0 a 100 km/h.
12,8 seg. / 10,8 seg. / 10 seg.
Emisiones CO2:
131 gr/km. / 114 gr/km. / 111 gr/km.
Consumo:
5,8 litros / 5 litros / 4,8 litros
Largo:
4,04 m.
Ancho:
1,73 m.
Alto:
1,47 m.
Maletero:
336 litros
Precio:
16.515 euros / 17.215 euros / 19.185 euros

Además de la transmisión manual de seis velocidades, Hyundai ofrece para esta motorización una caja de cambios automática de siete marchas, lo que supone una novedad en su segmento de mercado. El cambio automático 7DCT ofrece dos modos de conducción: normal y deportivo.

El motor de inicio de la gama, con cuatro cilindros y 1,2 litros de cilindrada (menos sofisticado que sus modernos «hermanos» de tres cilindros, pero con una fiabilidad a toda prueba y también consumos muy bajos), monta una caja de cambios manual de cinco velocidades, genera 75 caballos de potencia y sólo está disponible en las versiones de carrocería de cinco puertas. El sistema de parada y arranque automático Stop & Go, también se incluye de serie. Para demostrar la calidad y robustez del i20, las tres variantes disponibles cuentan con una garantía de cinco años sin límite de kilómetros.

Seguridad activa Smart Sense

El nuevo paquete de seguridad activa Smart Sense de Hyundai ha sido mejorado con nuevos elementos: ahora se incluyen el asistente de mantenimiento de carril y el asistente para evitar colisiones frontales, que minimiza la posibilidad de tener un accidente. Para completar el conjunto de elementos de seguridad activa, el i20 dispone del asistente de luces largas, que durante la conducción nocturna y cuando el selector de la luz está en posición automática, detecta a los vehículos precedentes y a los que vienen por el carril contrario para, automáticamente, cambiar a luces cortas, reduciendo los efectos de deslumbramiento a otros conductores. Cuando no se detectan más vehículos, el sistema vuelve a conectar las luces largas de manera automática para así maximizar el rango de visión del conductor.

El sistema FCA para evitar colisiones frontales ciudad y carretera, es un dispositivo opcional en el i20 que avisa al conductor en situaciones de emergencia y frena automáticamente el coche en caso de ser necesario. Usando una cámara frontal, el FCA opera en tres etapas. En la primera advierte al conductor con señales acústicas y sonoras. En la segunda toma el control del freno en caso de peligro de colisión. En la tercera y última, aplica la máxima fuerza de frenado para evitar la colisión o minimizar el daño, si el impacto es inevitable.

El i20 también está equipado de un dispositivo para proteger al conductor que monitoriza los parámetros de éste, detectando cabeceos producidos por fatiga o sueño, ayudando así a prevenir posibles accidentes. El sistema analiza varios signos del vehículo, como el ángulo del volante, la fuerza ejercida sobre el mismo por el conductor, la posición del coche en la carretera y el tiempo de conducción. Adicionalmente, el conductor puede ajustar la sensibilidad del sistema. Si el dispositivo detecta parámetros de inactividad en el conductor, se emite un sonido y se muestra un mensaje en el cuadro de instrumentos que alertan al conductor de la situación.

El Hyundai i20 con carrocería de cinco puertas equipa en su acabado «Style» el avisador de cambio involuntario de carril que alerta al conductor con una señal visual y acústica clara, advirtiéndole de que el coche comienza a salirse de las líneas que delimitan el carril. El complementario sistema de mantenimiento de carril alerta de una maniobra insegura, a partir de 60 km/h, monitorizando la posición del vehículo, y emite una alarma sonora antes de que el coche rebase la línea blanca, gris o azul de la carretera, así como las líneas del arcén. Si el conductor no hace nada, induce una corrección de la dirección para devolver el vehículo a una posición segura.

 

Fotos

Vídeos