Citroën Berlingo, el líder se reinventa

Citroën Berlingo, el líder se reinventa

La nueva generación, con dos tallas de carrocería, 19 asistentes de ayuda a la conducción y mucha mayor habitabilidad y maletero

MANU CORTÉS

Llega la tercera generación del Berlingo que, como sus antecesores, abre una nueva era tanto en el segmento de los vehículos polivalentes como en el de los vehículos comerciales. Un modelo clave para Citroën, cuyo objetivo es afianzar su ya histórico liderazgo en un mercado del que es la auténtica referencia tanto para empresas como para particulares.

El Berlingo, fabricado en Vigo, es el Citroën más vendido en 17 países y el segundo modelo con más matriculaciones de la marca tras el C3. Desde su lanzamiento, en 1996, se han comercializado más de 3,3 millones de unidades (1,7 en versión comercial combi). En España, ha liderado el mercado de vehículos comerciales en 13 ocasiones, la última en 2017, cuando registró más de 22.000 matriculaciones y una cuota del 19%.

Para continuar manteniendo ese liderato, el nuevo Berlingo se apoya en los puntos fuertes que han definido al modelo desde 1996, aportando un diseño personalizable, un confort de alto nivel, máxima modularidad y una tecnología útil con 19 ayudas a la conducción, así como cuatro sistemas de conectividad.

La gama del Berlingo está disponible desde 14.990 euros (financiando la compra con la marca), o por 179 euros al mes, sin entrada y con un contrato de servicio incluido, con regalo de navegador 3D y el sistema Citroën Connect Box, que incluye la llamada de urgencia y asistencia localizada por GPS en caso de accidente. También se ofrece una serie especial limitada a 130 unidades, con la denominación «Top 1», con un regalo de equipamiento valorado en 2.500 euros.

Por primera vez en su historia, el nuevo Citroën Berlingo propone dos medidas de carrocería. La estándar talla M mide 2 cm más que la generación precedente, es decir 4,40 m de longitud con una distancia entre ejes de 2,78 m. Mientras que la nueva versión larga XL gana 35 cm, hasta llegar a los 4,75 m de largo gracias a una distancia entre ejes de 2,97 metros, con lo que se consigue alcanzar 1.050 litros de maletero en configuración con cinco asientos.

Cinco o siete plazas

Más polivalente que nunca, con la posibilidad de acoger cinco o siete pasajeros (ya sea con la carrocería talla M o XL), el Berlingo aporta una nueva respuesta al uso particular o profesional, permitiendo elegir entre habitabilidad o volumen de maletero según las necesidades. También admite más carga o equipajes en el maletero, con 100 litros adicionales hasta alcanzar un volumen de 775 litros en la variante M. La tercera fila de asientos puede contar con dos asientos extraíbles con una amplitud de ajuste de 130 milímetros, ya sea para aumentar la habitabilidad o el volumen del maletero.

El nuevo Berlingo sigue siendo tan práctico como los anteriores, pero la carrocería es más robusta con un parabrisas avanzado y un capó más alto y más corto que permite reducir la longitud del voladizo y ofrecer una mayor habitabilidad. En el frontal ensanchado se integra la firma luminosa en dos niveles y en la parte posterior las luces lisas se colocan en posición vertical.

Ficha técnica Citroën Berlingo Blue HDi 75 / Pure Tech 110

Combustible:
Gasóleo / Gasolina
Motor:
4 cilindros / 3 cilindros
Cilindrada:
1.499 cm3 / 1.199 cm3
Potencia:
75 caballos / 108 caballos
Velocidad:
153 km/h. / 170 km/h.
0 a 100 km/h.
16,5 segundos / 11,5 segundos
Emisiones CO2:
108 g/km. / 125 g/km.
Consumo:
4,1 litros / 5 litros
Largo (modelo M):
4,40 m.
Ancho (modelo M):
1,85 m.
Alto (modelo M):
1,84 m.
Maletero (modelo M):
775 litros
Precio:
16.625 euros / 17.025 euros

Por la adopción de la nueva plataforma, el nuevo Citroën dispone de una cintura de carrocería más alta y grandes superficies acristaladas laterales. Según versión, lleva barras de techo longitudinales y como en otros Citroën incorpora en los bajos de las puertas los denominados «Airbump» para proteger la carrocería de los pequeños golpes.

El interior del nuevo Citroën Berlingo cambia por completo y se aprecia un importante salto en cuanto a calidad de acabado. El salpicadero es despejado, con un diseño en sentido horizontal que gana en ergonomía, sobre todo por el accionamiento más directo a los mandos de la climatización y deja sitio a numerosos espacios para guardar objetos. La posición de conducción es más elevada.

El habitáculo destaca por hasta 28 huecos portaobjetos, con la nueva generación del techo «Modutop» con 92 litros de volumen gracias a una configuración con un hueco accesible desde las plazas traseras o desde el maletero (la luneta trasera se puede abrir) y un arco translúcido. Lleva dos guanteras, una inferior que puede alojar una botella de 0,75 litros y otra superior que ha sido posible gracias a la ubicación del airbag del pasajero en el techo. Puede estar refrigerado (según las versiones), contener una toma USB y una toma de audio, o acoger un ordenador portátil de 15 pulgadas.

Con la adopción de un nuevo chasis más ligero y motorizaciones que cumplen las últimas normas más estrictas referente a consumo y emisiones de CO2, el coche gana en maniobrabilidad, tanto por la facilidad de la dirección asistida como por el menor diámetro de giro.

Motores de gasolina y diésel

Como es habitual, los motores de gasolina y diésel están adaptados a las distintas utilizaciones profesionales o particulares. En gasolina la oferta es de dos variantes, ambas de 1,2 litros de cilindrada. El menos potente desarrolla 110 caballos y se vende con cambio manual de seis velocidades; el más potente rinde 130 CV asociado al nuevo cambio automático de ocho relaciones. Las motorizaciones turbodiésel, disponen de tres rangos de potencia: 75, 100 y 130 caballos.

Con una gama de ocho colores de carrocería, es posible personalizar el nuevo Berlingo con múltiples detalles como un toque de color alrededor de los faros antiniebla o en los protectores «Airbump» de las puertas. La versión XTR, la más aventurera, se caracteriza por el pack color naranja, llantas de aleación de 17 pulgadas, detalles de color, así como por un ambiente interior específico.

Funciones de ayuda a la conducción

Entre las distintas funciones de ayuda a la conducción, son de serie el aviso de cambio involuntario de carril, indicador de descanso recomendado, reconocimiento de señales de tráfico, frenado de emergencia automático y la ayuda a la salida en pendiente. Además, según versiones, puede contar con el sistema «Head Up Display» que proyecta en el parabrisas las informaciones esenciales del vehículo, regulador de velocidad con función de parada, freno de estacionamiento eléctrico, cámara con visión 180º, control de tracción «Grip Control» con asistencia al descenso o el control de estabilidad de remolque.

La conectividad se consigue gracias a la función Mirror Screen con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink sobre una pantalla táctil de 8 pulgadas. Se ofrece un sistema de navegación conectado 3D, con reconocimiento de voz. Va asociado a servicios conectados como TomTom Traffic que permite tener informaciones del tráfico en tiempo real, la localización y los precios de las estaciones de servicios y los aparcamientos, las informaciones meteorológicas y la búsqueda localizada de puntos de interés.

 

Fotos

Vídeos