Citroën C5 Aircross, bien pensado y mejor diseñado

El nuevo SUV C5 Aircross, que se pondrá a la venta a finales de año, ofrece un confort y modularidad excepcional

MANU CORTÉS

Nuevo buque insignia de la marca francesa y siguiendo la línea de diseño de los últimos modelos de Citroën, el nuevo C5 Aircross propone una oferta de personalización inédita con 30 combinaciones exteriores. Equipado con suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos y con los nuevos asientos Advanced Comfort, el nuevo SUV ofrece una nueva experiencia a bordo típicamente Citroën.

Además, dispone de una gran modularidad con tres asientos traseros independientes, deslizantes, escamoteables y reclinables, y un gran maletero con un volumen desde 580 hasta 720 litros. También incorpora 20 tecnologías de ayuda a la conducción, entre ellas un dispositivo de conducción autónoma de nivel 2, o el Grip Control para circular en caminos no asfaltados, así como seis tecnologías de conectividad, como la recarga sin cables para el «smartphone».

La gama de motorizaciones del C5 Aircross es de última generación, asociadas a las cajas de cambios manuales de seis velocidades o una caja automática de ocho marchas, con dos versiones de gasolina y dos turbodiésel, en ambos casos con variantes de potencia de 130 y 180 caballos. A finales de 2019, será el primer vehículo Citroën en montar una motorización híbrida eléctrica enchufable que permitirá conseguir muy bajos valores de emisiones de CO2 y una autonomía de 60 kilómetros en modo completamente eléctrico.

La compacta carrocería del C5 Aircross tiene una longitud de 4,5 metros de largo, por 1,84 m de ancho y 1,67 de alto. La parte trasera, con cuatro módulos 3D de luces led y el paragolpes trasero con dos grandes salidas de escape cromadas a un lado y otro, es muy original, fácilmente identificable como un modelo de la marca que nunca se ha cortado en cuanto a dotar de una singular originalidad a todos sus diseños.

A primera vista, en el habitáculo destaca el salpicadero de líneas horizontales, unos asientos envolventes con una posición elevada que permite dominar la carretera, la consola central grande y los acabados de los materiales. Al mismo tiempo, dispone de una amplia oferta de personalización, con 30 combinaciones exteriores asociado a siete colores de carrocería, una propuesta de techo bitono negro y tres paquetes opcionales formados por inserciones coloreadas sobre el paragolpes delantero, los «Airbump» de protección en la parte baja para las puertas delanteras o bajo las barras del techo.

Cuadro de instrumentos digital

También dispone de cinco ambientes interiores. Equipado con un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y una pantalla táctil de 8 pulgadas, el C5 Aircross ofrece la recarga por inducción sin cable, o también la Connected CAM Citroën.

El programa Citroën Advanced Comfort, iniciado con el C4 Cactus, continúa con este nuevo C5 Aircross y se caracteriza por unas prestaciones de confort y un agrado de conducción de alto nivel, añadiendo algunas exclusividades de Citroën, entre las que destacan las suspensiones de amortiguadores progresivos hidráulicos o los asientos Advanced Comfort.

Seguridad máxima

El C5 Aircross ofrece un amplio abanico de dispositivos de seguridad de última generación, con 20 tecnologías para facilitar la conducción. Dotado de una cámara en la parte alta del parabrisas y de un sensor de radar integrado en el paragolpes delantero, este concentrado de ayudas a la conducción supone un notable avance hacia la conducción autónoma. Entre los más destacados sistemas, se encuentra el «Active Safety Brake» para evitar las colisiones, que detecta y analiza los obstáculos, fijos o móviles, peatones o vehículos, y frena automáticamente el vehículo en caso de riesgo de colisión.

Y como novedad que se une a los ya habituales dispositivos presentes en los coches de este segmento, Citroën monta el «Highway Driver Assist», que combina los sistemas de regulación activa de velocidad con función Stop & Go y aviso de cambio involuntario de carril activo con el fin de gestionar la conducción de manera semiautónoma, en unas condiciones de circulación específicas. El conductor selecciona una velocidad para circular y pone en marcha el avisador de cambio involuntario de carril activo a partir de 30 km/h. El sistema graba entonces el posicionamiento del vehículo en la vía, y así la persona que conduce no necesita gestionar la velocidad o la trayectoria, ya que el sistema se encarga de estas funciones.

Especialmente adaptado a las vías rápidas y autopistas, el nuevo asistente de conducción en autopista permite a quien está al volante delegar la conducción de manera parcial, con la única obligación de mantenerse concentrado en la carretera. El sistema obliga a mantener las manos sobre el volante (incluso si no tiene que dirigirlo) para mantenerse activo, según la legislación vigente. El conductor puede en todo momento retomar la conducción presionando el botón de desactivación del aviso de cambio involuntario de carril activo, moviendo el volante o frenando.

Las nuevas suspensiones proporcionan un mejor recorrido útil y permiten una mejor absorción de los golpes, para asegurar la estabilidad. Su principio de funcionamiento es simple. Mientras que las suspensiones clásicas están formadas por un amortiguador, un muelle y un tope mecánico, las suspensiones de amortiguadores progresivos hidráulicos añaden dos amortiguadores hidráulicos a un lado y otro: uno de extensión y uno de compresión. Pero la presencia de estos amortiguadores ha permitido a los ingenieros ofrecer una mayor libertad de movimientos al vehículo, lo que refleja un efecto que Citroën denomina como de «alfombra voladora», dando la sensación de que el vehículo sobrevuela las deformaciones de la calzada.

Los anchos y envolventes asientos del nuevo C5 Aircross permiten dominar mejor la carretera por su posición elevada, aportan una agradable sensación de confort y de sujeción dando la impresión de estar sentados en un sillón, bien aislados de la carretera. El confort dinámico, primordial para ofrecer una buena posición en los recorridos largos, se concreta en una espuma estructurada, más espesa en la superficie asociada que es de alta densidad en el centro de los asientos delanteros.

El confort postural también es de primer nivel, con una sujeción reforzada, reglaje en altura, así como los reposacabezas delanteros regulables en altura y en profundidad. Los asientos delanteros pueden estar equipados con un sistema de calefactado y también con otro de masaje, que funciona con ayuda de ocho sacos neumáticos dispuestos en el respaldo. Este sistema permite a quien conduce y al pasajero delantero elegir entre cinco programas, pudiendo combinar masaje de lumbares, de espalda y de hombros.

Otra diferencia del C5 Aircross con respecto a sus competidores, son los tres asientos traseros individuales, escamoteables, deslizantes y reclinables. Todos de la misma anchura, proporcionan el mismo nivel de confort para los tres pasajeros de la segunda fila. Ajustables en longitud, a lo largo de una distancia de 150 milímetros, permiten modular el espacio habitable o el del maletero. También son regulables en inclinación en cinco posiciones. De fácil plegado, permiten conseguir un fondo plano gracias al suelo del maletero de dos alturas.

Con un volumen de maletero récord de 580 a 720 litros bajo la bandeja, con los asientos de la segunda fila en posición, y hasta 1.630 litros hasta el techo con la segunda fila de asientos abatidos, el nuevo C5 Aircross se posiciona como el SUV compacto con el maletero con más volumen de su segmento; además, dispone de un gran portón de accionamiento manos libres cuya apertura se hace eléctricamente con pasar el pie bajo el paragolpes trasero.

 

Fotos

Vídeos