Kia renueva el Sportage

Kia renueva el Sportage

Incorpora un sistema de propulsión híbrido para el diésel y un diseño renovado

El Kia Sportage se ha convertido en uno de los modelos más populares de la marca y de hecho ya se llevan fabricadas cinco millones de unidades en la planta de Eslovaquia. La nueva versión, con un diseño actualizado y mayores tecnologías de seguridad y conectividad, incorpora como novedad un sistema de propulsión diésel híbrido ligero de 48V que cumple con las más exigentes normativas de emisiones.

Esta cuarta generación del Sportage aporta pequeños cambios estéticos que ofrecen una imagen más moderna. Es el caso de los paragolpes, con un alojamiento distinto para los faros antiniebla o las inserciones hasta la toma de aire inferior con un acabado brillante negro o cromado. También se modifica la ya habitual parrilla tiger-nose, adornada en negro mate o brillante, y son nuevos los grupos ópticos con luces diurnas de led de cuatro puntos.

La parte trasera se renueva con las luces de marcha atrás y los reflectores integrados en el paragolpes pero se mantiene la disposición horizontal de los pilotos. En el caso del equipamiento GT Line la calandra es negra brillante con faldones plateados e inserciones cromadas en el paragolpes delantero, molduras laterales y el portón trasero; las llantas de 19 pulgadas tienen un diseño específico. Los modelos con motor de gasolina T-GDi equipan un difusor trasero con dos salidas de escape y pilotos de niebla de tipo «cubo de hielo».

En el habitáculo, el volante es nuevo y se rediseña el salpicadero. Las versiones GT Line montan de serie asientos negros con costuras rojas. También se ha modificado los controles de la ventilación y el aire acondicionado, con nuevos biseles que reflejan una mayor claridad al salpicadero.

La gama de motores del nuevo Sportage se amplía. Como principal novedad, el dispositivo híbrido diésel ligero con una compacta batería de iones de litio con 0,44 kWh y 48V; básicamente es un sistema que aumenta el rendimiento en carretera mediante la energía eléctrica que se utiliza y se recupera de manera inapreciable para el conductor. También se incrementan los periodos en los que el motor está parado gracias al nuevo conjunto de alternador y motor de arranque.

El nuevo sistema de propulsión, conocido en la marca como EcoDynamics+, se compagina con la tracción a las cuatro ruedas, caja de cambios manual de seis velocidades o con una nueva automática de ocho relaciones. Con 185 CV de potencia y 400 Nm de par, las emisiones de CO2 son desde 141 g/km con cambio manual.

El motor CRDi de 1,7 litros se sustituye por el nuevo y más eficiente diésel de 1,6 litros, que es la mecánica de gasóleo más eficiente de Kia hasta la fecha. Disponible en 115 CV o 136 caballos, y con emisiones desde 129 g/km, es un tracción delantera con cambio manual de seis velocidades de serie. El más potente se ofrecerá en opción con tracción total y caja de cambios automática de siete velocidades con doble embrague.

La gama de motores de gasolina recibe pequeños cambios para reducir las emisiones. El menos potente es un GDi de 1,6 litros que desarrolla una potencia de 132 CV; el más potente es el T-GDi, con turbo, y 177 CV. Ambos propulsores equipan un nuevo filtro de partículas que cumple la normativa de emisiones Euro 6d TEMP. Se comercializan con tracción delantera o total y cambio automático en los 4 x 4.

El nuevo Sportage adopta los últimos sistemas de asistencia a la conducción como el control de crucero adaptativo con función de parada y arranque automático, un monitor del entorno para facilitar las maniobras de aparcamiento y el control de la atención del conductor que detecta el cansancio o la falta de atención al volante. Otros sistemas son el asistente para evitar colisiones frontales, para el mantenimiento en el carril, el cambio de luces largas, el aviso de límite de velocidad y de vehículos en el ángulo muerto y el de tráfico trasero.

Entre los distintos sistemas de conectividad se incluye uno con pantalla de 7 pulgadas o uno nuevo con una pantalla sin marco de 8 pulgadas. Todos los sistemas de navegación llevan los servicios conectados de Kia, de TomTom, con una amplia gama de aplicaciones orientadas a la conducción. Las funciones de conectividad incluyen actualizaciones de tráfico en tiempo real, localización y alertas de radares o búsquedas locales o previsiones meteorológicas.

Como es habitual en la marca, la garantía es de siete años y los competitivos precios arrancan desde 18.855 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos