Mercedes Clase B, más dinámico y vanguardista

Mercedes Clase B, más dinámico y vanguardista

Con un carácter deportivo acentuado, el nuevo Sports Tourer presenta un aspecto más deportivo

Llega el nuevo Mercedes Clase B, modelo que se comercializará a partir de febrero de 2019. El vehículo es más dinámico y vanguardista que su antecesor, es más ágil en carretera y con los modernos sistemas de asistencia a la conducción, algunos heredados de la Clase S, es aún más seguro.

Dispone de un habitáculo más espacioso, los motores son más eficientes y estrena el cambio automático de doble embrague de ocho marchas. Como en los últimos modelos lanzados por la marca, se maneja de manera más intuitiva con el sistema multimedia Mbux, con visualizaciones más brillantes y el mando fónico «hey Mercedes» de serie con pantalla táctil y nuevas funciones de realidad aumentada.

El nuevo Clase B se caracteriza por una batalla larga (2,729 metros) con voladizos cortos para aumentar el espacio para los pasajeros en el habitáculo. La línea del techo es un poco más baja y las llantas son mayores, de 17 a 19 pulgadas, lo que contribuyen a aumentar las proporciones de la carrocería. Para una mejor aerodinámica, el frontal es relativamente bajo, con superficies lisas desde el capó en contraste con los marcados hombros de la carrocería.

El interior de la Clase B es tan avanzado como el del nuevo Clase A. A diferencia de este, que cuenta con un tablero de instrumentos dividido en dos cuerpos básicos horizontales, se opta por un solo volumen. Para la instrumentación cuenta con tres interpretaciones diferentes: con dos pantallas de 7 pulgadas, una de 7 y otra de 10,25 pulgadas y la más ancha con dos de 10,25 pulgadas.

A destacar los cinco difusores redondos de ventilación con ese diseño de turbina característico inspirado en el mundo aeronáutico. Otro equipo que permite una adaptación individual en función de las preferencias del conductor es la iluminación de ambiente con 64 colores y diez conceptos cromáticos.

El respaldo del asiento trasero se divide de serie en tres secciones, en proporción 40:20:40. A partir de mediados del año que viene se ofrecerá la posibilidad de desplazar los asientos traseros en 14 centímetros en longitud y de colocar el respaldo en una posición más erguida para variar el volumen del maletero. Si se abate el asiento trasero y se carga equipaje hasta el techo, se alcanza un volumen máximo de 1.540 litros. El portón trasero puede accionarse pulsando un botón y es opcional el acceso por manos libres que lo abre con solo mover el pie.

El nuevo Mercedes equipa de serie la pantalla táctil del sistema Mbux, que se activa al decir «hey Mercedes». Además, incorpora una serie de servicios Mercedes me connect nuevos que incluyen las funciones de navegación basadas en Car-to-X-Communication y el localizador del vehículo, que facilita la búsqueda del coche estacionado.

Sistemas de asistencia

Los sistemas de asistencia a la conducción hacen posible circular de forma semiautónoma en determinadas situaciones. Es el caso del asistente activo de distancia, el de parada de emergencia y el de cambio de carril de funcionamiento intuitivo. También equipa de serie con un asistente de frenado activo con funciones ampliadas. Es de serie los airbags delanteros y de rodillas y opcional los laterales para las plazas traseras.

En el apartado mecánico, el nuevo Clase B equipa motores eficientes que incluso cumplen los valores límite exigidos por la norma Euro 6d TEMP tanto en gasolina como en diésel. En el caso del propulsor de gasóleo más potente, satisface ya hoy la normativa RDE (emisiones reales de conducción) del nivel 2, obligatoria a partir de 2020, y cuenta con certificación Euro 6d, el primer compacto de Mercedes en lograrlo.

La gama en gasolina comprende las versiones B 180 y B 200 con mecánicas de cuatro cilindros, potencias respectivas de 136 y 163 caballos y cambio automático de doble embrague de siete relaciones. Cuentan con desconexión selectiva de cilindros y el consumo medio oficial parte desde 5,4 litros con unas emisiones de 128 g/km.

En diésel, la gama es más amplia con tres motores para las variantes B 180 d, B 200 d y B 220 d y potencias de 116, 150 y 190 CV con emisiones a partir de 109 g/km. y consumos en ciclo combinado a partir de 4,1 litros. Es novedad un cambio automático de doble embrague de ocho relaciones para los dos últimos. Más adelante seguirán otros motores, así como modelos con tracción integral 4Matic.

En función de la versión es posible elegir una suspensión con altura rebajada y amortiguación adaptativa regulable. El conductor puede seleccionar una posición dinámica para conseguir regular la dureza de los amortiguadores en marcha. En los Clase B de mayor potencia, se equipa un sofisticado eje trasero de cuatro brazos, fabricado en aluminio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos