Lexus ES 300h, aún más tecnológico

Lexus ES 300h, aún más tecnológico

Numerosas modificaciones, tanto de diseño como la nueva plataforma y el sistema híbrido

Lexus acaba de dar a conocer el nuevo ES 300h, un modelo bien diferente al anterior. Con numerosos cambios, destaca la nueva plataforma que aporta mayor rigidez, un diseño más llamativo, mejora en el sistema de seguridad al igual que la tecnología híbrida, aún más eficiente en este dispositivo ya de cuarta generación.

El nuevo chasis permite un diseño exterior más dinámico, y al ser más ligero proporciona buenas prestaciones y optimiza la dinámica de conducción. La plataforma, conocida en la marca como GA-K, favorece que la línea del capó sea más baja, detalle por el que los diseñadores han podido perfilar una silueta también más baja y fluida.

El coche es muy diferente en el frontal, y además se modifica según el equipamiento. Las versiones estándar muestran barras verticales desde el centro de la exclusiva parrilla, y en los en el acabado F Sport se adopta un patrón de trama cruzada en negro, que se corresponde con las secciones cortadas de las esquinas delanteras del vehículo.

El diseño presenta una estilizada línea de techo que favorece la aerodinámica, con una parte posterior nítida, con luces led que envuelven los paneles lo que genera una línea de diseño continua desde cualquier ángulo. Los ES 300h F Sport se reconocen por un discreto alerón trasero, pequeñas insignias y llantas de 19 pulgadas cuyo aspecto es similar a las del cupé LC.

En el habitáculo destaca la pantalla central, la instrumentación y el display, juntos en un reducido espacio, dentro del campo de visión del conductor. Estará disponible un sistema de navegación con una pantalla multimedia de 12,3 pulgadas y control táctil de nueva generación. Con reconocimiento de voz, dispondrá de ventajas como la localización del vehículo aparcado con el móvil o información como distancia recorrida y velocidad media.

Equipamiento F Sport

El acabado F Sport incorpora un nuevo tipo de acabado metálico, distinto a todo lo que Lexus había utilizado anteriormente. Se inspira en la fabricación tradicional de las espadas japonesas, con patrones de ondas fluctuantes que le dan un aspecto tridimensional según el ángulo de visión. Las versiones estándar continuarán empleando materiales como el bambú y la madera de Shimamoku.

Gracias al mayor empleo de acero de alta resistencia se ha reducido el peso y aumentado la rigidez torsional de la carrocería. Además, es nuevo el diseño de la suspensión trasera de tipo multibrazo y la dirección asistida eléctrica es más precisa. Para los F Sport será opcional la suspensión adaptativa variable, similar a la del LC, con amortiguadores ajustables. En la selección de modo de conducción, se incluye el modo Sport+, que ajusta la configuración del motor, transmisión y suspensión para ofrecer una respuesta más brillante.

La tecnología híbrida llega a la cuarta generación, con un sistema que mejora el consumo de combustible y el rendimiento. El motor de gasolina de cuatro cilindros y 2,5 litros es más potente, y el motor eléctrico más ligero. La potencia total del sistema alcanza los 218 CV y el consumo de combustible en ciclo combinado es de 4,7 l/100 km. También la batería híbrida es más compacta y se ubica debajo del asiento trasero pero sin ocupar espacio al maletero.

El Lexus ES 300h va a montar el último dispositivo Lexus Safety System + (de serie en todos los acabados del Lexus ES). Es un completo paquete de tecnologías de seguridad activa que favorece una protección adicional para el conductor y pasajeros. Entre las novedades, se incluye la detección de ciclistas durante el día en el sistema de precolisión, que ahora ofrece mayor capacidad de detección.

Otro nuevo avance es el sistema adaptativo de luces de carretera de dos etapas. Enciende y apaga las luces largas automáticamente, y gracias a sus 24 led individuales adapta el patrón lumínico necesario para una mejor iluminación y reducir el deslumbramiento para los conductores que vienen en sentido contrario.

Como es habitual en la marca, se anuncia un equipo de sonido de primera fila. Para este modelo se trata de un sistema del especialista Mark Levinson con 17 altavoces PurePlay. Estos, colocados al nivel de los hombros alrededor del habitáculo, mejoran la acústica y crean una sinergia tonal. Como resultado, cada persona queda envuelta en el sonido, en una experiencia auditiva uniforme en cada asiento.

 

Fotos

Vídeos