Jeep Gladiator 2020, la moda del «pick-up»

Jeep Gladiator 2020, la moda del «pick-up»

Aptitudes todoterreno, capacidad de remolque y carga útil, entre sus principales virtudes

Habrá que esperar a 2020 para el lanzamiento del Gladiator, el nuevo «pick-up» de Jeep, en el mercado europeo. Pero la elevada demanda de este tipo de vehículos y de camionetas en EE. UU. hace que la marca se marque como objetivo el mercado americano y el nuevo modelo se acaba de presentar en el Salón de Los Ángeles.

El nuevo Jeep Gladiator 2020 es un «pick-up» de tamaño medio, robusto, con los habituales sistemas de tracción de la marca que permiten una eficaz conducción todoterreno, funcional y con una buena capacidad de remolque y carga útil. Además, dispone de una serie de características innovadoras de seguridad y tecnología avanzada.

La estética del nuevo Jeep es inconfundible, por los tradicionales detalles de diseño de la marca. Se mantiene la legendaria parrilla de siete ranuras del Wrangler, pero se amplía la anchura para que entre más aire y ayude a aumentar la refrigeración. La parte superior de la calandra en cascada va más inclinada para mejorar la aerodinámica.

En la parte trasera, el portón está amortiguado y es capaz de detenerse en tres posiciones, mientras que la carga se asegura con facilidad gracias a un portón con bloqueo eléctrico; es amplia la apertura del portón para colocar la carga. Los tradicionales pilotos cuadrados cuentan con iluminación led opcional.

Como vehículo práctico, en el diseño de la caja prima la funcionalidad para una mayor facilidad de uso. Cuenta con iluminación (fuente de alimentación externa opcional de 400 W), sujeciones integradas y el sistema de gestión de la carga Trail Rail, opcional, ofrece posibilidades de almacenamiento adicionales para organizar y asegurar la carga. El revestimiento de la caja aplicado en aerosol, el separador y la tapa aseguran mantener la carga en su sitio.

Delante, un diseño de cuatro pernos en la parte superior del marco del parabrisas permite plegarlo sin dificultad, si bien una barra en la parte superior conecta los pilares A y permanece en su lugar incluso cuando el parabrisas queda abatido lo que permite que el espejo retrovisor no cambie de lugar. Todos los Gladiator cuentan con barras antivuelco soldadas a la carrocería y disponen de asideros integrados para los ocupantes delanteros.

Las ligeras puertas de aluminio de alta resistencia indican el tamaño de la punta Torx directamente en la bisagra para eliminar las dudas sobre qué punta se necesita para desmontar las puertas. El kit de herramientas con las puntas Torx necesarias para quitar las puertas y bajar el parabrisas se proporciona como equipamiento de serie.

Se van a ofrecer docenas de combinaciones diferentes de puertas, techos y parabrisas para multitud de posibilidades de configuración; es el caso del techo blando o el rígido de tres piezas en el color de la carrocería. Los dos paneles delanteros Freedom con cierres de desenganche rápido permiten desmontar y montar con rapidez el techo rígido.

El cuadro de instrumentos puede disponer de una pantalla de 3,5 o 7 pulgadas. En esta última se configura toda la información, desde música hasta la presión de los neumáticos o la lectura digital de la velocidad. Se trata de la cuarta generación del sistema Uconnect que mejora la interfaz de usuario, el rendimiento del dispositivo y resoluciones de pantalla.

Dos motores

La gama de motores se compone del Pentastar V6, bien conocido en el mercado americano, de 3.6 litros de gasolina y es novedad el EcoDiesel, también de seis cilindros, de 3.0 litros y 260 CV. El primero desarrolla 285 CV y se ha diseñado para proporcionar un buen empuje en la zona bajas del cuentarrevoluciones, una característica necesaria para una conducción todoterreno extrema. El cambio manual de seis velocidades es de serie en el gasolina y es opcional una transmisión automática de ocho relaciones (de serie en el diésel).

La cantidad de elementos que cuenta el Gladiator 2020 para transitar por caminos o para realizar una conducción todoterreno es de primer nivel. Es el caso de los sistemas 4 x 4 Command-Trac y Rock-Trac con reductoras, los ejes Dana 44 de tercera generación, el bloqueo eléctrico Tru-Lock de los ejes delantero y trasero, el diferencial de deslizamiento limitado y es posible desconectar la barra estabilizadora.

Con una elevada altura al suelo de 28 centímetros y hasta 76 cm para la capacidad de vadeo, la carrocería tiene un ángulo de ataque de 43,6º, el ventral es de 20,3º y el de salida de 26º. La de capacidad de remolque es hasta 3.470 kilos y admite una carga útil de 725 kilos.

El Gladiator equipa un nuevo y ligero bastidor de acero de alta resistencia, con una distancia entre ejes 49 cm más larga que la del Wrangler. La mayor batalla y el centro de ubicación de la caja detrás de la línea central del eje trasero, facilita una mejor distribución del peso y una conducción más cómoda. La tradicional caja de acero utiliza cuatro travesaños para reforzar el piso de carga.

En cuanto a sistemas de asistencia, el nuevo «pick-up» de Jeep puede equipar más de 80 funciones de seguridad activa y pasiva. Se incluye detector de ángulo muerto con control de cruce en la parte trasera y cámara todoterreno delantera y cámara de visión trasera, control de crucero adaptativo y control electrónico de estabilidad (ESC) con atenuación electrónica del balanceo.

 

Fotos

Vídeos