Ford Ranger Raptor, dinosaurio campero

Ford Ranger Raptor, dinosaurio campero

Es la versión más poderosa y de mayor rendimiento del «pickup» más vendido en Europa

Desarrollado por Ford Performance, el Ranger Raptor es la versión más dura y de mayor rendimiento del «pickup» más vendido de Europa. Para hacer frente a los terrenos más complicados destaca por un chasis muy eficaz, con una suspensión más rígida y neumáticos a medida. Equipa un motor diésel de 213 CV con una caja de cambios automática de diez velocidades y sistema de gestión del terreno. Llegará a Europa a mediados de este año.

La carrocería del Ranger llama la atención por sus grandes dimensiones y un aspecto agresivo, especialmente indicado para las condiciones de trabajo más duras. En el frontal, una nueva parrilla cromada derivada del F-150 Raptor ubica un enorme logo de Ford en todo el centro. Equipa unos enormes neumáticos y pasos de rueda reforzados. El chasis utiliza aceros de alta resistencia y baja aleación para soportar el castigo de los trayectos más exigentes.

La suspensión de competición se ha diseñado para afrontar terrenos 'rotos' a velocidades elevadas para un mayor control y sin perder confort. Los amortiguadores regulables afrontan más rigidez en los casos extremos y menores fuerzas en condiciones para una conducción más suave en carretera. El recorrido del amortiguador delantero aumenta en un 32 % y el trasero en un 18 % en comparación con el Ranger normal.

El sistema de frenado se refuerza con discos ventilados de mayor tamaño mientras que los neumáticos todoterreno son del especialista BF Goodrich en tamaño 285/70 R17 desarrollados para el Ranger Raptor; ofrecen un diseño con un flanco resistente para afrontar los entornos más duros y un agresivo dibujo de la banda de rodadura que proporciona mayor agarre en condiciones de muy baja adherencia.

Para el manejo en conducción todoterreno, la carrocería se optimiza con una gran distancia al suelo de 283 milímetros y unos generosos ángulos de ataque y salida. Los bajos de la carrocería llevan una protección fabricada en acero de alta resistencia muy superior a la del Ranger estándar, además de los refuerzos del motor y de la caja de transferencia.

Diferentes modos de conducción

Esta nueva variante del Ranger monta el sistema de gestión del terreno con seis modos de conducción para hacer frente a diferentes escenarios de conducción. Aparte de las habituales posiciones normal o deportiva, se incluye una especialmente indicada para circular por hierba, grava o nieve, otra para barro y arena y también para circular con abundancia de rocas, terreno habitual en algunas zonas de EE. UU. Por último, el modo Baja en honor a la famosa prueba Baja Desert.

El motor diésel EcoBlue de dos litros, biturbo, va asociado a un cambio automático de diez velocidades y destaca por su progresividad. Los dos turbocompresores trabajan en serie a bajas revoluciones y a mayor régimen, el turbo más grande se encarga de proporcionar la potencia máxima. La transmisión automática es la misma que la del F-150 Raptor, diseñada para mejorar el escalonamiento y conseguir una aceleración más rápida con mejor recuperación desde bajos regímenes. Incluye levas para cambiar de forma manual.

Las tecnologías de asistencia al conductor agrupan control de estabilidad con función de mitigación de balanceo, control de remolque, arranque en pendiente, control de descenso y control adaptativo de carga. También monta el sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3 desde donde se controla el audio, la navegación y los móviles conectados. La pantalla táctil central se puede manejar con gestos de pellizco y deslizamiento.