Ford Focus, desde 19.575 euros

La gama cuenta con cinco niveles de equipamiento, dos carrocerías y motores gasolina y diésel

La red de concesionarios de Ford ya admite pedidos del nuevo Focus, uno de los modelos más importantes para la marca de cara a los próximos meses. Renovado por completo respecto al modelo anterior, destaca por un estilo más moderno, es más espacioso y lleva nuevos sistema de ayuda a la conducción. La gama, con numerosas versiones de equipamiento y propulsores, parte del berlina con acabado Trend y motor de gasolina 1.0 Ecoboost de 100 caballos cuyo precio arranca en 19.575 euros.

La nueva carrocería del Focus es más aerodinámica, atlética y dinámica, con un capó largo y unos musculosos anclajes traseros. Según la versión de equipamiento, cada modelo se distingue por elementos, como detalles de aluminio satinado para el exterior del Vignale, que es el más completo; el ST-Line se reconoce por grandes alerones y aberturas delanteras y el Active lleva placas delanteras y traseras plateadas.

En el interior, los materiales cambian por otros de tacto más suave que transmite una mayor sensación de calidad, con superficies integradas, líneas simples y nítidas y ahora las puertas delanteras fluyen por detrás del panel de instrumentos lo que origina un efecto envolvente. En el caso del Vignale, el diseño se refleja en el vidrio pulido, con acabados de efecto madera y piel de primera calidad. En el ST-Line, el aspecto es más deportivo, con un efecto de fibra de carbono y costuras rojas. Por su parte, el Focus Active dispone de superficies más resistentes y texturizadas.

El interior del nuevo Focus es más amplio y cabe más equipaje. La longitud adicional superior a los cinco centímetros entre las ruedas delanteras y traseras permite un mayor espacio libre para las rodillas de los pasajeros traseros y los seis centímetros adicionales a la altura de los hombros, también en la zona posterior, es responsable de que los pasajeros vayan más cómodos. El volumen del maletero de la variante familiar es de fácil acceso y basta un simple movimiento de pie debajo del paragolpes trasero para abrir el portón manos libres.

Las avanzadas tecnologías de asistencia al conductor facilitan la conducción que resulta más cómoda, menos exigente y más segura. Es el caso del control de crucero adaptativo, ayuda a mantener una distancia con respecto a los vehículos de enfrente, sin intervención del conductor. El dispositivo incorpora además el sistema de parada y arranque para que el coche se detenga por completo, por ejemplo en un atasco, y arranque de nuevo por sí solo.

Otros sistemas son el reconocimiento de señales de velocidad, el centrado de carril, el sistema de iluminación delantera adaptativa, con luz de curvas predictiva y luz basada en señales por primera vez; ajusta con anticipación los patrones para obtener la máxima visibilidad antes de llegar a una curva, cruce o rotonda, con la cámara orientada hacia delante para supervisar las marcas de carril hasta 65 metros por delante y detectar las señales de rotonda, detenerse y ceder el paso.

Para maniobras de aparcamiento, el nuevo Focus puede montar el asistente de estacionamiento Activo 2, que facilita aún más al controlar la selección de la marcha adelante y atrás, el acelerador y el freno, así como la dirección y maniobra en espacios perpendiculares y paralelos tan solo 1,1 metros más largos que el coche. El conductor puede controlar el movimiento al seleccionar punto muerto y si mantiene pulsado un botón montado en la consola central.

Tecnologías adicionales

Las tecnologías adicionales diseñadas para ayudar a evitar accidentes y distracciones incluyen la asistencia precolisión con detección de peatones y ciclistas, asistencia de maniobra evasiva, sistema de información de puntos ciegos con alerta de tráfico cruzado, cámara trasera, alerta de dirección contraria y frenado poscolisión.

La suspensión trasera independiente del nuevo Ford se ofrece por primera vez con un sistema de amortiguación de control continuo que monitoriza diversos parámetros como la carrocería o la dirección y ajusta las reacciones de la suspensión para conseguir una conducción más suave. La tecnología puede detectar baches y reducir el impacto.

La gama de motores es muy amplia. En gasolina, el ya popular EcoBoost de solo un litro de cilindrada se ofrece con potencias de 85, 100 y 125 caballos; el consumo medio oficial se anuncia desde 4,7 l/100 km con unas emisiones previstas de 107 g/km. Para un conductor que opte por mayores prestaciones, la oferta comprende además el 1.5 litros con 150 y 182 caballos.

En diésel, el nuevo propulsor EcoBlue de 1.5 litros genera 95 y 120 CV, con un consumo que parte desde solo 3,5 l/100 km y emisiones de CO2 de 91 g/km. El de mayores prestaciones es el EcoBlue de 2.0 litros con 150 caballos. En cuanto a las cajas de cambios, se puede elegir entre transmisiones manuales de seis velocidades y una nueva automática de ocho relaciones que se adapta a diferentes estilos de conducción para unos cambios más suaves.

Conectividad

Los sistemas de conectividad incorporan la tecnología FordPass Connect, con un punto wifi para hasta diez dispositivos. Se habilita las actualizaciones de Live Traffic para el sistema de navegación y utiliza la aplicación móvil FordPass para localizar fácilmente el coche en aparcamientos, comprobar los niveles de combustible, bloquear y desbloquear el coche a distancia e incluso arrancarlo.

Los dispositivos pueden conectarse por Bluetooth al sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3. Compatible con Apple CarPlay y Android Auto, es posible controlar las funciones de audio, navegación y climatización, además de los smartphones conectados mediante gestos de pellizco y deslizamiento en la pantalla táctil de 8 pulgadas, con sencillos comandos de voz.

 

Fotos

Vídeos