¿Te vas de vacaciones en coche? Te contamos todo lo que debes revisar antes de salir

¿Te vas de vacaciones en coche? Te contamos todo lo que debes revisar antes de salir
Revisar tu coche antes de partir y comprobar que nada te falte en ruta es básico para evitar que cualquier imprevisto arruine tus vacaciones

Si estás a punto de irte de viaje en coche, no querrás que nada arruine tus vacaciones, por lo que te convendrá revisar algunos detalles básicos de tu vehículo antes de partir, comenzando por los cuatro elementos mecánicos clave: los neumáticos, el nivel de líquidos, el aire acondicionado y el sistema de refrigeración.

Cualquiera puede hacer un examen básico de estos cuatro elementos en su propio coche, comenzando por revisar la presión y el estado general de los neumáticos, que no deben presentar un desgaste más allá de los límites permitidos. Comprobar que los niveles de aceite, agua o líquido de frenos sean los correctos también nos puede evitar algún susto; y también el nivel de líquido anticongelante, además de vigilar la señal de temperatura del motor, observando el buen funcionamiento del termostato varios días antes de salir de viaje. Aprovecha esos días de organización para revisar también que funcione correctamente el aire acondicionado.

Y si alguno de estos elementos te da problemas antes de partir, tras una revisión ocular básica, aprovecha para hacer una revisión a fondo en el taller.

Pero preparar el viaje en coche no es solo esto, pues también deberás tener en cuenta varias variables que pueden influir en tu conducción o en la comodidad de los pasajeros, como la temperatura en el interior del coche, por ejemplo. A pesar de que el aire acondicionado funcione a las mil maravillas, llevar contigo algunos elementos básicos puede hacer que el viaje sea más cómodo. Acuérdate de llevar un parasol para cubrir los parabrisas del coche durante las paradas y lleva un buen cargamento de agua o bebidas refrescantes en una pequeña nevera que las mantenga frías.

Si eres un buen planificador, seguro que habrás calculado tu ruta y contarás con un pequeño kit de reparaciones y primeros auxilios, además del material de seguridad básico (chalecos para conductor y acompañantes y triángulos de emergencia). Y no te habrás olvidado de los imprescindibles: el cargador y el móvil, y las gafas de sol.

Aunque cada uno organiza su viaje por carretera a su manera, es preciso hacer una revisión básica ocular un par de semanas antes de salir para evitar cualquier susto en carretera. De hecho, hace apenas una semana la Guardia Civil comenzaba el verano en redes sociales con un tweet que alertaba de la necesidad de prepararnos para que nuestro coche no nos deje «tirados». Además de estos consejos esenciales que hemos señalado, la Guardia Civil recomendaba informarse del estado de las carreteras y planificar el viaje a fondo, sobre todo si vamos a ir al extranjero, pues debemos informarnos previamente de la normativa de tráfico del país que vayamos a visitar.

Por otro lado, no está de más revisar las prestaciones que nos ofrece nuestro seguro de coche si vamos a viajar a otro país, o conocer qué límites tienen algunas coberturas como el servicio de asistencia en carretera. Y si no nos convence lo que nos ofrecen, o no es suficiente para estar seguros en ruta, con una comparativa rápida podemos encontrar seguros de coche baratos pero completos que sí nos ofrezcan las garantías necesarias para cualquiera de nuestras salidas en coche, sean estas en el período de vacaciones o a diario.