Ford Focus ST, cómodo y divertido de conducir

El Ford Focus ST combina prestaciones, diversión en circuito y versatilidad en el uso diario. :: ford
/
El Ford Focus ST combina prestaciones, diversión en circuito y versatilidad en el uso diario. :: ford

Ford pondrá a la venta a principios de verano esta versión de su modelo compacto, a la que le ha otorgado unas mejoras tecnológicas

RAFAEL RUIZ MÁLAGA.

Desarrollado por Ford Performance, el nuevo Focus ST ofrece al cliente todavía más emoción y para ello toma como punto de partida las dinámicas de conducción líder en su segmento de la cuarta generación del modelo en carrocerías de cinco puertas y Sportbreak. Y es que la nueva arquitectura C2 de Ford se ha visto mejorada con configuraciones únicas de suspensión, frenos y motor para ofrecer la experiencia de conducción Focus ST: más ágil y con mayor capacidad de respuesta de todos los tiempos, tanto en carretera como en circuito.

Su nueva gama de motores pone a disposición de los usuarios hasta un 12 por ciento más de potencia y un 17 por ciento más de par motor en comparación con la generación anterior del Focus ST. Asimismo, la primera aplicación por parte de Ford de un diferencial autoblocante electrónico (eLSD) para un vehículo de tracción delantera mejora de serie el giro y la estabilidad de la variante equipada por el EcoBoost, acentuando la respuesta a los cambios de adherencia y las indicaciones del conductor utilizando una actuación preventiva controlada por ordenador.

El nuevo modelo de Ford ofrece una selección de nuevas transmisiones automáticas de siete velocidades, de seis marchas manuales o de relación corta. También se incluye por primera vez la tecnología de modos de conducción configurables, lo que permite al conductor ajustar el carácter del vehículo para que se adapte a cada escenario de conducción, a lo que contribuye la amortiguación variable continua (CCD), de serie para las versiones EcoBoost de cinco puertas, que mejora la configuración de la suspensión trasera independiente de brazo corto y largo (SLA) para lograr el máximo rendimiento.

Dos propulsores

El nuevo Ford Focus ST estará disponible con dos motores: uno de gasolina y otro diésel. El primero es la nueva generación del propulsor de alumino EcoBoost de 2.3 litros de la marca, la más potente jamás ofrecida para un Focus ST. Utilizando tecnología avanzada de turboalimentación para ofrecer 280 caballos de potencia a 5.500 r. p. m. y 420 Nm de par desde las 3.000 hasta las 4.000 vueltas, es también el motor Focus ST que mejor acelera de todos los tiempos, de 0 a 100 Km/h en menos de seis segundos. En ciclo diésel se ofrece la mecánica EcoBlue de 2.0 litros, que desarrolla 190 caballos de potencia máxima y un par de 400 Nm, todo ello para una aceleración inmediata y lineal.

En cuanto al interior, además del volante deportivo y los asientos Recaro en color ébano con una selección de tejidos de alta calidad, cuero o cuero parcial y material Miko Dinamica, la atmósfera deportiva se ve intensificada con el pomo del cambio y las placas antideslizantes de aluminio con relieve en forma de ST, pedales de aleación, elementos decorativos hexagonales metálicos y plateados satinados, y costuras en color gris metálico para los asientos, las inserciones de las puertas y las almohadillas laterales blandas de la consola central.

En el exterior destaca el alerón trasero, ahora más grande y más inclinado para aumentar la carga aerodinámica. El tubo de escape de doble salida bordea el elemento difusor trasero y mejora la practicidad al proporcionar la capacidad de remolque que fue impedida por los tubos de escape de salida central de la generación anterior del Focus ST. El Pack Perfomance también incluye pinzas de freno rojas. Por último, el sistema de conectividad Sync 3 de Ford permite a los conductores controlar las funciones de audio, navegación y climatización, además de los smartphones conectados utilizando sencillos comandos de voz soportados por una pantalla táctil en color de ocho pulgadas.