La Junta aprueba destinar 14,4 millones para el arranque del metro

Los pasajeros se suben al tren en El Perchel. /
Los pasajeros se suben al tren en El Perchel.

Ciudadanos comienzan a participar en las pruebas definitivas de las líneas 1 y 2, en las que el plazo para la prolongación hasta el Centro fue la principal inquietud

IGNACIO LILLOMálaga

El metro sigue dando pasos que se encaminan hacia una inauguración que se da por segura dentro de este mes, aunque aún no se ha anunciado una fecha oficial. En clave administrativa, el Consejo de Gobierno de la Junta aprobó ayer una transferencia de crédito de 14,38 millones a la Consejería de Fomento para completar la subvención de explotación durante el año 2014. En total, este año serán necesarios 32 millones para garantizar su funcionamiento. Paralelamente, este organismo ha aprobado la modificación del límite de gasto de Fomento desde 2015 hasta 2042, de manera que se garantice el que se puedan atender las obligaciones de pago de la subvención de explotación en todo el periodo concesional.

Queda para el siguiente Consejo la consignación en los presupuestos del gasto necesario a futuro, con un importe de algo más de 70 millones, para cumplir el compromiso adquirido con el BEI). En esta línea, el portavoz del Ejecutivo, Miguel Ángel Vázquez, señaló al término de esta reunión que el metro de Málaga empezará a funcionar de manera «inminente», pero sin dar la fecha definitiva.

Pruebas con público

Sobre el terreno, ayer se produjeron dos avances, con el inicio de las pruebas con pasajeros; y un simulacro de accidente en la estación Puerta Blanca (línea 2). En el primer caso, una treintena de personas vinculadas al Ateneo, consumidores y otros colectivos ciudadanos participaron en la llamada «marcha en blanco», que simula los servicios del metro, en las mismas condiciones que cuando esté abierto.

La duda más habitual, y la que menos respuestas encontró, fue «Cuándo llegará al Centro». Entre los curiosos se encontraba el reconocido fotógrafo malagueño Pepe Ponce, que mostró su apoyo a este medio de transporte, y que podrá utilizar ya que su vivienda se encuentra dentro de los recorridos de la línea 2; aunque pidió que no se demore la prolongación hacia la Alameda, para dar servicio a mucha más población. También en este sentido se manifestó el presidente del Ateneo de Málaga, Diego Rodríguez, para quien este medio de transporte supondrá un cambio radical en la movilidad urbana.

Esperas para subir al tren

Entre los asistentes la opinión de la mayoría fue de agrado, tanto por la calidad de las instalaciones y de los trenes como por los tiempos de trayecto. En cambio, la espera para subir al tren fue mayor de la prevista, a causa de un simulacro de accidente que se estaba produciendo en la estación Puerta Blanca (línea 2).

Como curiosidades, cabe mencionar que la cartelería en el interior de los vagones y las imágenes en las pantallas del vestíbulo del intercambiador central del Perchel todavía reflejan propuestas del proyecto que ya se han descartado, como la posibilidad de que los trenes lleguen hasta La Malagueta o que circulen en superficie por la Alameda Principal.