La víctima de la supuesta violación en Marbella rehúsa denunciar y el caso será archivado

Un ciudadano iraní de 38 años había sido detenido como presunto autor de la agresión sexual

ALVARO FRÍAS/JUAN CANO

El Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella ha acordado esta mañana la puesta en libertad del hombre iraní de 38 años detenido por una presunta agresión sexual a una joven en este municipio. La decisión judicial ha sido adoptada después de que la supuesta víctima rehusara denunciar los hechos, por lo que el caso será archivado, según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Desde la Comisaría Provincial informaron ayer de que sus agentes habían detenido al hombre como presunto autor de la agresión sexual a una mujer en la que, a tenor del testimonio de la víctima, habría utilizado algún tipo de sustancia para narcotizarla.

Los hechos habrían sucedido durante la madrugada del pasado viernes. La investigación, a cargo de la comisaría marbellí, se inició después de que la mujer acudiera al centro de salud de Las Lagunas, en Mijas, y denunciara haber sido víctima de una agresión sexual. Tras avisar a la policía, los médicos de guardia derivaron a la víctima al hospital Costa del Sol.

Según indicaron desde la Policía Nacional, todo había comenzado horas antes, cuando la mujer terminó su jornada laboral en un local de ocio marbellí para el que trabaja como relaciones públicas y el sospechoso, que frecuenta el establecimiento y es conocido de los empleados, se ofreció a llevarla a su domicilio en coche para que no tuviera que coger un taxi. Sin embargo, apuntaron que el individuo, con la excusa de ir a su vivienda a por dinero, cambió de itinerario.

Una vez en la puerta, le insistió en que pasara y le ofreció una copa que la mujer rechazó, siempre según el relato de la víctima ante los agentes. Finalmente, y ante la insistencia del hombre, ella accedió a tomarse un zumo de frutas.

A partir de ese momento, dice ella, pasó a sentirse mareada y a notar cómo el cuerpo se le paralizaba. En sus recuerdos, a modo de flashes, sí describió una supuesta violación en la que el individuo habría llegado incluso a emplear juguetes eróticos.

Sin embargo, finalmente la mujer ha rehusado seguir adelante con la denuncia por la presunta violación y el caso será archivado.

 

Fotos

Vídeos