Tira a un anciano en silla de ruedas y le rompe la mandíbula a una mujer al intentar robarle con la técnica del 'mataleón'

Tira a un anciano en silla de ruedas y le rompe la mandíbula a una mujer al intentar robarle con la técnica del 'mataleón'

El sospechoso, que quedó en libertad tras pasar a disposición judicial, habría asaltado a las víctimas en un paréntesis de 20 minutos en Estepona

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Sólo tenían de él una descripción somera: varón, delgado y con un pantalón corto. Pero también la dirección que tomó en su huida y la urbanización donde se adentró. Tras una semana de investigación, agentes de la Policía Nacional detuvieron a un joven acusado de romperle la mandíbula a una mujer a puñetazos y, minutos después, en otro intento de robo, tirar al suelo a un anciano en silla de ruedas y a su esposa. Tras pasar a disposición judicial, el sospechoso quedó en libertad, según ha podido confirmar SUR.

Los hechos sucedieron el pasado 21 de junio en Estepona. El primer ataque tuvo lugar sobre las diez de la mañana. Una mujer sacó a sus dos bebés del vehículo, los sentó en sus sillitas de paseo y, cuando se disponía a cerrar el maletero, fue abordada por un desconocido. El individuo la rodeó por el cuello para, al parecer, hacerle perder temporalmente el conocimiento con el fin supuestamente de robarle, método que en el argot policial se conoce como el del 'mataleón'.

Sin embargo, la víctima empezó a marearse y cayó al suelo, pero pudo reaccionar y zafarse del asaltante. Pero sólo momentáneamente. Según las fuentes consultadas, el joven la emprendió a puñetazos con la mujer, golpeándola varias veces en el rostro. La intervención de otra mujer, una testigo que pasaba por allí y que empezó a llamar la atención al agresor, impidió que continuara pegándole. El individuo, al verse sorprendido, huyó sin llevarse nada.

Intervención quirúrgica

La víctima acabó completamente magullada, ya que la tiró al suelo, y sufrió grandes hematomas en los ojos. Pero las lesiones más graves las descubrieron en el hospital. Los puñetazos le causaron una fractura grave de mandíbula de la que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. Le han tenido que colocar dos placas de titanio para fijarle el hueso.

El siguiente ataque se produjo apenas 20 minutos después. Según las investigaciones, el mismo individuo, en su huida, se encontró con un matrimonio anciano que salía de la urbanización esteponera donde reside. La mujer iba empujando la silla de ruedas que su marido necesita para desplazarse cuando sintió cómo alguien tiraba con fuerza del bolso que llevaba colgado del hombro.

La víctima se agarró al bolso, casi instintivamente, por lo que la violencia que ejerció el asaltante, que siguió tirando, la hizo caer al suelo y, con ella, la silla de ruedas en la que estaba sentado su marido. La anciana trató de salir tras el sujeto, pero éste emprendió la huida por una calle de la urbanización, donde se perdió.

La comisaría de Estepona se hizo cargo de la investigación. Los agentes tiraron del hilo a partir de los testimonios de víctimas y testigos, que les permitieron identificar a un sospechoso, un joven de unos 30 años de origen magrebí que, según las mismas fuentes, vive de okupa en un edificio situado en la zona donde se cometieron los dos asaltos.

Tras su detención, que se produjo el pasado día 28, el individuo pasó a disposición de la autoridad judicial junto con el atestado instruido y las pruebas recabadas por los investigadores. La jueza decretó su puesta en libertad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos