La tenencia de San Pedro Alcántara reformará el Miguel Hernández tras la denuncia de los padres

Uno de los techos de las clases. /SUR
Uno de los techos de las clases. / SUR

OSP dice que, aunque no es competencia municipal, comenzará el lunes la obras y pasará la factura a la Junta de Andalucía

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La situación de abandono del CEIP Miguel Hernández de San Pedro Alcántara era insostenible y peligrosa pero ha sido necesario que los padres denunciaran ante al policía para que las administraciones actuasen. La Tenencia de Alcaldía de San Pedro ha anunciado que el lunes iniciará las obras de reforma aunque, no son de su competencia.

El pabellón Frasquita Larrea, en el que se ubican cuatro clases con más de 100 alumnos, presenta desde hace años grietas en las paredes y techos con peligro de derrumbe. Los baños, la biblioteca y el aula de la Paz están precintados para evitar su uso debido a su estado de abandono. Los escolares de este pabellón se ven obligados a salir a otro edificio para poder ir al baño. «Cuando llueve hasta tiene que coger el paraguas para ir al baño del edificio contiguo», explica una madre. Los padres narran que los profesores imparten las clases con las puertas de emergencia abiertas, «por miedo y por si tienen que salir corriendo» y que es frecuente que se oigan los crujidos de las paredes mientras están en clases. «Estamos con el miedo en el cuerpo pensando que en cualquier momento puede suceder una desgracia», comentan.

Aunque el Ampa y los padres vienen demandado una actuación integral desde hace años, la solución se ha precipitado con una denuncia ante la Policía Local que interpuso un padre el miércoles y que obligó a los agentes y a los Bomberos a realizar una inspección del edificio. Los alumnos de este pabellón fueron entonces reubicados en otros espacios del colegio.

El teniente alcalde, Rafael Piña, ha comunicado a la comunidad educativa del Miguel Hernández, que «debido a la imperiosa necesidad de actuación acusada en un pabellón del centro», la Tenencia se hará cargo, a partir del lunes, «y con carácter de urgencia de dichas obras de reparación y, posteriormente, se solicitará el cargo por responsabilidad subsidiaria a la Junta de Andalucía».

Piña ha comentado que han sido «numerosos» los llamamientos que se han hecho a la delegada provincial de Educación «sin obtener respuesta».

La directora general de Cultura y Enseñanza de San Pedro, Gema Midón, aclara que las obras de reforma de este edificio son competencia de la Junta de Andalucía. Indica que desde la Tenencia se han venido realizando numerosas intervenciones en el edificio «e incluso hemos llegado más allá de lo que nos correspondía», puntualiza.

Añade que OSP encargó auditorías externas sobre el estado de este centro y de otros del núcleo sampedreño, información que le hicieron llegar a la delegada provincial de Educación.

El movimiento que ha generado la protesta de los padres del Miguel Hernández ha provocado el cruce de acusaciones entre los partidos políticos. Gema Midón (OSP) se queja de que desde marzo habían solicitado cita con la nueva delegada, sin respuesta. Es más, ha calificado de «deslealtad política» que la delegada mantuviera ayer una reunión con el Ampa y que no se hubiera citado a los responsables de Educación de la Tenencia.

El Partido Popular, por su parte, ha señalado que el estado de «abandono absoluto» de éste y otros centros, es responsabilidad de la Junta de Andalucía. El portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero, ha indicado que es «fruto de la desidia y del maltrato del Gobierno autonómico del PSOE a los centros escolares de Marbella y San Pedro durante décadas». Y ha aclarado que la alcaldesa ha demandado a la Junta, tras el cambio de Gobierno, «que actúe con diligencia ante los problemas estructurales de algunos de nuestros centros educativos».

El PSOE sin embargo ha acusado al PP del «total y absoluto abandono en el que ha tenido a todos los centros educativos del municipio durante sus diez años de Gobierno».