El Supremo ratifica el despido nulo de una mujer embarazada del ERE

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Tribunal Supremo ha inadmitido el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Ayuntamiento de Estepona contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que declaró nulo el despido de una trabajadora embarazada durante el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) iniciado en 2012.

El auto del Supremo, al que ha tenido acceso este periódico, no aprecia contradicción entre las sentencias. La trabajadora no debió ser incluida en el listado de personal afectado por el ERE ya que debían excluirse del expediente «a aquellas trabajadoras en situación de baja por maternidad, dentro de las seis semanas de descanso obligatorio». Además la trabajadora había sido objeto de un trato «discriminatorio» por no haberse atendido sus alegaciones en el periodo de consulta, a diferencia de lo que sí ocurrió en el caso de otros seis empleados.

En la sentencia de contraste sí se alcanzó acuerdo en periodo de consultas. El alto tribunal considera «determinante» que no fueron escuchadas las alegaciones realizadas por la trabajadora sobre su embarazo durante el periodo de consultas, y esa diferencia de trato - que la sentencia de instancia calificó de discriminatoria - no resulta justificada de manera objetiva y razonable, lo que tampoco sucede en la de contraste.

Se trata de la cuarta sentencia del Tribunal Supremo que ratifica el despido de trabajadores despedidos del ERE y ordena su reincorporación aunque éstas aún no se han producido.