Sanitarios de Las Albarizas piden que las obras se adapten a las horas de menor presión asistencial

Sanitarios de Las Albarizas piden que las obras se adapten a las horas de menor presión asistencial
Nieves Castro

Denuncian que la mala planificación de la reforma precariza la atención que se está dando a los usuarios de este centro de salud

NIEVES CASTRO

En la actualidad, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) lidera, en Marbella, unas obras de reforma de gran envergadura en el centro de salud de Las Albarizas. Trabajos que se han convertido en un verdadero quebradero de cabeza para gran parte de los profesionales y usuarios del ambulatorio. Así, al menos, lo denuncia parte de la plantilla que ha solicitado por carta a la directora del Distrito Sanitario Costa del Sol, María Dolores Llamas, una adecuación de los trabajos más molestos de la reforma al horario de menor presión asistencial, de manera que las tareas que impliquen un mayor nivel de ruidos se ejecuten fuera del horario comprendido entre las 9.00 y las 14.00 horas.

En la referida misiva, a la que ha tenido acceso SUR, los firmantes dejan constancia de las injerencias que están provocando las obras de reforma del inmueble en el desarrollo de su labor asistencial y el perjuicio que ello supone para los usuarios de la sanidad pública. En concreto, aluden a determinados trabajos constructivos que se vienen desarrollando desde hace semanas con perforadoras, taladros y otras máquinas para el corte de vigas. Tareas, que, según describen, «provocan la mayor intensidad sonora y, por tanto, las mayores molestias para la realización de nuestras correspondientes funciones».

Los firmantes, alrededor de una veintena de profesionales adscritos al centro de salud marbellí, solicitan que los trabajos más molestos se adecuen al horario de menor presión asistencial, teniendo en cuenta que este ambulatorio cuenta con Urgencias que funcionan las 24 horas. Petición que se recoge en la misiva en los siguientes términos: «Consideramos que es posible una planificación de los trabajos a desarrollar que respeten al menos durante las horas de mayor actividad del centro, esto es, entre las 9.00 h. y las 14.00 h., las mínimas condiciones laborales que precisa una actividad sanitaria como la que aquí desempeñamos». En definitiva, reclaman que la ejecución de las mencionadas tareas, «causantes de las mayores molestias», se lleven a cabo fuera del referido margen horario.

Solicitan que las tareas más ruidosas se ejecuten fuera del horario de 9.00 a 14.00 horas

El Distrito Sanitario asegura que el grueso de los trabajos concluirá a finales de esta semana

«Un centro sanitario requiere una planificación distinta cuando se acomete una reforma de este tipo»

Frío y polvo

Profesionales consultados por este medio reconocen que toda obra lleva aparejada una molestia, pero entienden que en este caso ha existido una nula planificación de las tareas a desarrollar en relación al funcionamiento de este ambulatorio. «Un centro sanitario requiere una planificación distinta cuando se acomete una reforma de este tipo», afirma uno de los trabajadores señalando hacia el área de Urgencias, «donde faltan tabiques y han puesto mamparas de cartón prensado por donde se filtra el frío y el polvo, han cortado pasillos y han reducido la sala de espera a la mínima expresión».

El Distrito Sanitario, que en el momento de ser consultado sobre el caso por este periódico aún no tenía constancia de la misiva ni de quejas de profesionales, concretó, por su parte, que a finales de esta semana se terminará el grueso de la obra. Las fuentes añadieron que se está intentando ejecutar los trabajos causando las menores molestias posibles a usuarios y profesionales y haciendo compatibles las obras con la labor asistencial que se presta en este centro de salud.

Las obras que acomete el SAS con una inversión cercana a los 170.000 euros, procedentes de fondos europeos Feder, tienen como objetivo la reforma integral del Área de Urgencias, de la zona de admisión, y el pintado exterior del edificio.

El fin último de la reforma es conseguir unas Urgencias más accesibles para toda la ciudadanía, remodelando y ampliando la sala de espera y adaptando el baño para personas con problemas de movilidad. Asimismo, el proyecto incluye la creación de dos nuevas consultas médicas y una de triaje, además de un modificado de la distribución de las existentes para redefinir los circuitos asistenciales. Con estas obras se contempla igualmente la creación de una entrada a las Urgencias para uso exclusivo de ambulancias y profesionales.

La intervención en el centro de Las Albarizas se completará con la renovación de mobiliario y aparatos de aire acondicionado, así como con la adquisición de un equipo de Radiología Digital.

euros de inversión procedentes de fondos Feder se destinan a la remodelación del centro de salud de Las Albarizas.