La romería de San Isidro Labrador se adelanta al sábado para atraer a más público

Caballistas en el parque de Los Pedregales /Charo Márquez
Caballistas en el parque de Los Pedregales / Charo Márquez

La Hermandad ha restaurado la imagen del patrón que perdió la mano tras el desprendimiento del techo de la parroquia

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZEstepona

La Hermandad de San Isidro Labrador ha decidido adelantar al sábado la romería del patrón para atraer a más público. La hermana mayor, María José López, basa esta decisión en que en domingo el público se marchaba antes del parque de Los Pedregales porque tenía que trabajar al día siguiente y además coincidía con las cruces de mayo y todo ello restaba afluencia a la romería.

«Siendo en sábado la gente puede disfrutar más tiempo de la fiesta», comenta, y recuerda que el parque estará abierto desde las ocho de la mañana hasta las 23.30 horas.

La Hermandad contará este año con su patrón rejuvenecido. La imagen perdió una mano tras desprenderse parte del techo de la parroquia de San José en septiembre a consecuencia de las fuertes lluvias. La restauración de la imagen ha corrido a cargo de un taller de restauradores sevillanos. Para trasladar a San Isidro la Hermandad dispuso del cajón del Cautivo de Málaga, fruto de un préstamo. La restauración, que ha tenido un coste de 3.800 euros, no sólo ha permitido que el santo recupere su mano, sino que se ha aprovechado para mejorar su imagen. «No se restauraba desde hace años y el polvo la había deteriorado. Ahora luce con su brillo y es como si estrenásemos imagen», comenta López.

La inauguración de la feria agrícola y ganadera tendrá lugar el 10 de mayo a las 22.00 horas en el recinto ferial momento en el que también se procederá a la presentación de las reinas y damas. La feria se prolongará hasta el día 15. Como novedad, la carpa se trasladará a una mejor ubicación, más próxima a la zona de casetas del recinto ferial.

Este año no habrá granja escuela, pero la Hermandad contará con ganado aportado por ocho ganaderos del municipio que presentarán caballos, vacas, cabras, gallinas y las tradicionales ocas. Como en ediciones anteriores tendrá lugar un taller de quesos, y como novedad este año, uno de pan a cargo de Juan Manuel Moreno, de la Panadería Piña de Algatocín, que elabora hasta 170 variedades de panes. También se contará este año con un espartero que realiza figuras de animales.

No faltarán los concursos de caballos y de corte con hacha. En esta ocasión no habrá concurso de motosierra porque la empresa encargada de aportar las máquinas ha sufrido un incendio en una de sus naves.

El presupuesto de la feria asciende a 65.000 euros, de los cuales, 18.000 se destinarán a sufragar los gastos del alumbrado del recinto.

Otra parte de este presupuesto va a parar a la preparación de la procesión, la creación de altares, la colocación de helechos como alfombras para el paso de las carretas.

La hermana mayor considera que la decisión tomada el pasado año de evitar que en el recorrido de la procesión hubiera barras de bebida resultó ser un éxito. Sólo se permiten chozas familiares con adornos y altares mientras que las barras de bebida se han traslado a plazas cercanas.

«Así salimos ganando todos porque la procesión conserva su espíritu religioso y los que desean fiesta pues pueden estar tranquilos sin tener que interrumpir la música por el paso de la procesión. Y tienen un horario más amplio y obtienen más fondos», comenta López.