Un resultado y múltiples lecturas

Panel electoral ubicado a la entrada de Benahavís . :: charo márquez/
Panel electoral ubicado a la entrada de Benahavís . :: charo márquez

El alto poder adquisitivo de parte de la población, jóvenes carentes de ideología, el patriotismo y el castigo al PP son las razones que encuentran del apoyo a Vox Los vecinos de Benahavís achacan a varias causas que el suyo haya sido el único municipio andaluz en el que Vox ha sido el partido más votado

CHARO MÁRQUEZ BENAHAVÍS.

En la primera rotonda de acceso a Benahavís el panel instalado para colocar los carteles electorales está divido en secciones: PP, PSOE, Cs, Podemos y Otros. En éste ultimo sector sólo hay un cartel de Vox, el partido que ha obtenido más votos, y que ha convertido a Benahavís en el único municipio andaluz en el que la formación de ultraderecha ha ganado al resto de partidos.

Las recientes urbanizaciones de casas adosadas alternan con típicas casas andaluzas, la mayoría de ellas ocupadas por restaurantes. No en vano Benahavís es conocido como 'el paraíso de la gastronomía'. El nuevo edificio del Ayuntamiento, con un aparcamiento gratuito en sus bajos, los parques, la guardería municipal, evidencian que es un municipio con recursos. Sobre todo si se tiene en cuenta que en su término municipal se ubican algunas de las urbanizaciones más exclusivas y lujosas del país.

Feudo del PP, desde hace 24 años los populares gobiernan el Ayuntamiento. Benahavís es de derechas, reconocen muchos de sus vecinos, pero parece que tiende hacia la ultraderecha según los resultados de las últimas elecciones. El municipio ronda los 9.000 habitantes y es el más rico de la provincia de Málaga, ya que ostenta el primer puesto del ranking de ingresos por habitante con 28.443 euros según la 'Estadística de los declarantes del IRPF por municipios' de 2016, publicada en octubre por la Agencia Tributaria.

Benahavís es el municipio más rico de la provincia con 28.443 euros por habitante

«Niñatos sin ideología»

«Es que PP y Vox son la misma cosa. Y aquí hay mucho rico de derechas que ha votado a Vox», comenta Antonio (56 años), propietario de un bar. Samantha (30 años) reconoce que, aunque sabe que su pueblo es derechas, le ha sorprendido el sorpaso de Vox. Ella añade que parte del electorado del partido verde proviene de los más jóvenes del pueblo. «Son niñatos machistas, que carecen de ideología, que no soportan a los homosexuales, ni a los inmigrantes y entre ellos ha calado el mensaje de Abascal», argumenta. Señala que la inmigración ha aumentado en el pueblo en los últimos años y esto ha podido decantar a parte del electorado.

Un grupo de mayores conversa en un banco frente a la oficina de Correos. Uno de ellos es Antonio Guerrero, el primer alcalde democrático de Benahavís. «Aquí ha ganado Vox porque la gente está descontenta con la gestión que se hace desde un Ayuntamiento que tiene muchos recursos y que no repercute en los ciudadanos», es la lectura del exalcalde respecto a los resultados del domingo.

El candidato de Vox a la alcaldía de Benahavís, Roberto Castillo, coincide con el primer alcalde en que el desencanto hacia el PP está desplazando al electorado hacia el extremo. Rechaza la idea de que sus seguidores en el municipio sean sólo los vecinos con alto poder adquisitivo. «También ganamos en El Ejido en las andaluzas y la renta allí no es la misma», advierte al tiempo que señala al «patriotismo, la lucha contra la corrupción, la seguridad y la bajada de impuestos» como claves del apoyo del electorado a Vox.

Al grupo de mayores se acerca Rufino (48 años de edad), operario del servicio de recogida de basura. Mientras atiende al debate que mantienen los jubilados sobre los resultados, le suena el teléfono. Su tono es el himno de España. Es el único de todos los entrevistados que reconoce abiertamente que ha votado a Vox.

Separatismo

«España se está fragmentando y todos los partidos que llegan a la Moncloa se sustentan en los independentistas. Desde que gobernaba Franco siempre se les ha dado a estos territorios las fábricas y todo lo que querían para que estuvieran contentos. Y ahora que lo tienen todo, quieren independizarse. Así es normal que votemos a Vox» explica Rufino. Sostiene que hay vecinos de todas las clases sociales que han votado a la ultraderecha y pronostica que este es el principio de la ascensión de Vox en Benahavís.

El alcalde del PP, Juan Antonio Mena, no comparte este vaticinio y utiliza el argumento que sus líderes nacionales han hecho del desplome del PP. «En esta ocasión ha habido tres partidos que se han divido a partes iguales el voto de la derecha», señala recordando que en Benahavís la diferencia entre Vox, PP y Ciudadanos ha sido de unos pocos votos. Anuncia que los resultados municipales serán «completamente distintos porque se vota al alcalde al que ves en la calle».