Los residentes británicos claman por ayuda ante la incertidumbre del Brexit

Victoria Westhead. :: sur/
Victoria Westhead. :: sur

Una representante de esa comunidad en la Costa del Sol manifiesta en el pleno la preocupación ante la próxima salida del Reino Unido de Europa

H. B. MARBELLA.

El pleno del Ayuntamiento de Marbella habló ayer en inglés. Una representante de la comunidad de británicos residentes en la Costa del Sol tomó la palabra para pedir ayuda del Ayuntamiento ante el momento de incertidumbre que esos vecinos atraviesan por las complejas negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Quien habló fue Victoria Westhead, portavoz de una organización que representa a esa comunidad, quien lo hizo invitado por e grupo municipal de Izquierda Unida, que presentó una moción que contenía una declaración institucional de apoyoa esa comunidad y que fue aprobado por unanimidad.

En su intervención ante el pleno, que leyó primero en español y posteriormente en inglés, Westhead subrayó que en España viven unas 300.000 personas procedentes del Reino Unido, que los vecinos británicos son parte de la comunidad en la Costa del Sol y que concretamente en Marbella hay cerca de cuatro mil vecinos registrados.

La portavoz señaló que pese a la preocupación con la que viven los acontecimientos, los residentes británicos confían en España y señaló que también están afectados los españoles