El PSOE-A pide en marbella apoyo político para flexibilizar el techo de gasto de las administraciones públicas

José Bernal acompañado de Antonio Pradas. /Josele-Lanza -
José Bernal acompañado de Antonio Pradas. / Josele-Lanza -

Antonio Pradas insta a los partidos a que «presionen» a sus representantes a nivel nacional para que apoyen un mayor margen de déficit

CRISTINA MORILLA MAREBLLA.

El PSOE pide apoyo al resto de grupos políticos para sacar adelante la propuesta del Gobierno para flexibilizar el techo de gasto de las administraciones públicas. Así lo indicaba ayer desde Marbella el coordinador de la Interparlamentaria regional de la formación, Antonio Pradas. Estuvo acompañado por José Bernal, presidente del PP de Málaga, quien anunció que llevará el asunto al próximo pleno del Ayuntamiento marbellí. El objetivo, según explicó, es poner de manifiesto que partidos políticos como PP o Podemos no apoyan esta modificación para que los ayuntamientos, en este caso el de Marbella, pueda gastar el dinero que recauda por medio de los impuestos. «Vamos a llevar esa moción para solicitar al Ayuntamiento que exija al Gobierno de España que flexibilice ese techo de gasto y que podamos atender a esas personas que lo necesitan. Lo que no se puede permitir es un Ayuntamiento rico y con ciudadanos empobrecidos y pasándolo mal».

Por su parte, Antonio Pradas solicitó a los grupos políticos que presionen a sus representantes nacionales «para que reconsideren la posición de apoyar un mayor margen de déficit para las administraciones».

Pradas explicó que desde el PSOE-A habían solicitado al Gobierno central, cuando el Partido Popular estaba al frente, que el superávit que había producido el Ayuntamiento de Marbella pudiera ser destinado a «políticas que fuesen capaces de generar inversión y riqueza en los municipios y mejorar así los servicios». Destacó que desde el PP se negaron a esta petición y que con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno se «ha conseguido mayor flexibilización del déficit, concretamente 6.000 millones de euros». Esta cantidad podría destinarse de la siguiente forma: 2.500 millones a las comunidades, concretamente a Sanidad, Educación y Servicios Sociales, 2.500 a la Seguridad Social y más de 1.000 millones al Estado.

En el caso de que la «nueva senda de estabilidad» para invertir en Educación, Sanidad o Servicios Sociales saliera adelante, Andalucía dispondría de 350 millones de euros más. «Desde el PSOE andaluz hemos realizado unos cálculos aproximados de lo que suponen estos fondos, y con ellos se podrían contratar 7.000 profesionales sanitarios; ampliar la plantilla de profesores en 4.000 personas; atender a 50.000 personas dependientes o seguir dando respuestas a la educación infantil gratuita», señaló el coordinador de la Interparlamentaria regional.