El PSOE dice que los incumplimientos de sentencias han costado un millón de euros

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El PSOE de Estepona ha denunciado que el incumplimiento de sentencias judiciales ha costado al Ayuntamiento más de un millón de euros . En concreto achaca a la «tozudez y soberbia» del alcalde, José María García Urbano, y la «incompetencia» de la concejala de Personal, Pilar Fernández, el gasto de esta cantidad con la que se ha tenido que afrontar el salario de los 16 empleados despedidos del servicio de ayuda a domicilio desde principios del 2017.

La portavoz socialista a la alcaldía de Estepona, Emma Molina, ha recordado que estos trabajadores fueron despedidos en agosto de 2016 y tras su primera sentencia de readmisión en 2017, que consideraba el despido improcedente, propusieron llegar a un acuerdo, renunciando incluso a los salarios de tramitación, «pero el alcalde se negó», apunta.

Molina ha lamentado que durante este tiempo el equipo de gobierno del PP «ha gastado sus energías en interponer recursos a los distintos autos, con los consiguientes gastos judiciales que conllevaban».

Por último ha advertido al alcalde de que «aún está a tiempo» de resolver y sentarse a negociar con aquellos trabajadores del ERE que se encuentran en procesos judiciales y algunos de ellos cobrando su sueldo sin trabajar, como estos 16 empleados.

El equipo de gobierno ha respondido que el Ayuntamiento «no ha incumplido ninguna sentencia judicial; todo lo contrario, el Consistorio ha defendido los intereses municipales para evitar que estos trabajadores que fueron contratados de forma temporal, por un periodo de 12 meses, y que no han superado ninguna oposición pública, se conviertan en personal fijo de la Administración pública a través de una reclamación judicial, pese a conocer que fueron contratados en el Ayuntamiento por un periodo de 12 meses». También ha acusado al PSOE de «sobredimensionar» la plantilla municipal hasta suponer el 110 por ciento de los ingresos municipales.