El PSOE compromete una acción leal para sacar adelante el PGOU

José Bernal. /Josele
José Bernal. / Josele

Los socialistas avisan de que no entregarán cheques en blanco y que trabajarán para los barrios y una mejor atención hacia los más necesitados

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El líder de la oposición, José Bernal, fue taxativo: el PSOE hará una oposición constructiva y estará al lado del equipo de gobierno para sacar adelante el nuevo Plan General que precisa Marbella y que definirá la ciudad del futuro, pero no entregará cheques en blanco.

El socialista, que con 10 concejales no se postuló como candidato a la Alcaldía durante el pleno de constitución del Ayuntamiento, dio la enhorabuena al Partido Popular por su ajustada mayoría absoluta (14 ediles) y reflexionó sobre la necesidad de que todos den la talla en «el lugar donde la ciudadanía nos ha puesto». «En nuestro caso –prosiguió– en la oposición, donde vamos a hacer una oposición leal y constructiva; lo hemos sabido hacer, lo hemos demostrado los dos últimos años, al igual que supimos hacer un gobierno de compromiso con la ciudad». El socialista puso el acento en esa oposición «muy constructiva» que se plantea hacer el grupo municipal del PSOE para sacar adelante el nuevo Plan General que permita «dar carpetazo al pasado oscuro de Marbella». «Eso nos toca sacarlo a todos juntos. No podemos poner en riesgo el futuro de esta ciudad, que es el futuro de las siguientes generaciones, y por lo tanto nos vais a tener a vuestro lado», dijo solemne Bernal. A cambio, el socialista pidió una cosa al nuevo equipo de gobierno: «que escuchéis». En este punto el portavoz del PSOE comprometió lealtad máxima «no sólo al gobierno, sino a Marbella y a San Pedro Alcántara». Por ello, aseguró que no se entregará ningún cheque en blanco a los populares y afirmó que el Partido Socialista está dispuesto a «trabajar con honestidad», fiscalizando la acción de gobierno «para que se cumpla lo que nos trasladaron los 15.000 vecinos y vecinas que nos votaron: más apoyo a los barrios y más atención a los que más necesitan».

Bernal pidió asimismo «sensibilidad» al equipo de gobierno del PP para aglutinar a las «mayorías», de modo que los grandes proyectos de Marbella salgan adelante con un respaldo unánime. «Suerte y acierto», deseó a los nuevos responsables «porque será –dijo– la suerte para mi pueblo».