Las pruebas de ITV se endurecen con controles de las centralitas de los coches

Imagen de la estación de ITV de San Pedro Alcántara. /Josele-Lanza -
Imagen de la estación de ITV de San Pedro Alcántara. / Josele-Lanza -

La medida, en vigor desde ayer, permitirá detectar averías en los sistemas anticontaminación, pero sólo se aplicará a los vehículos matriculados a partir de 2011

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La más temida de las medidas previstas en la nueva Inspección Técnica de Vehículos acaba de entrar en vigor. Algunos conductores que acudieron ayer a las estaciones de ITV de la provincia a pasar la revisión ya se tuvieron que someter a una prueba adicional. Se trata de la comprobación de la centralita, mediante los conocidos como OBD ('On Board Diagnostics', diagnóstico de a bordo). Desde ahora, a los vehículos habrá que enchufarles un ordenador como el que usan en los talleres, y que, de momento, permitirá detectar averías internas en los sistemas anticontaminación, el mal funcionamiento de la centralita en sí o el apagado forzado de las luces de avería, para evitar, precisamente, que lo echarán para atrás en la revisión obligatoria.

Es necesario hacer una salvedad importante, y es que estas pruebas sólo se podrán aplicar a los automóviles y motocicletas matriculados a partir de 2011, esto es, bajo las normas Euro 5 y Euro 6; así como a los vehículos pesados de tipo Euro 6 (a partir de 2015). Así lo expusieron fuentes de Veiasa, la empresa pública dependiente de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta. Por tanto, los más antiguos no se tendrán que someter a esta parte. Ello se debe a la dificultad de homogeneizar los exámenes de estos elementos entre todas las marcas antes de la entrada en vigor del Euro 5. Desde la entidad también aclararon que, por ahora, se comprueban los sensores de los mecanismos anticontaminación, por ejemplo, la válvula de recirculación de gases de escape (EGR) o el filtro de partículas. Pero todavía no se podrá acceder a otros elementos, como el ABS, el control de estabilidad ni los frenos. La entrada en vigor de la actualización del manual de procedimiento de inspecciones se produjo ayer a la vez en toda España.Ayer mismo, primer día de las nuevas pruebas, se detectaron los primeros fallos en las centralitas. Fuentes técnicas explicaron que el test no indica qué avería tiene el motor, sino la existencia de algún fallo o manipulación relacionada con las emisiones de gases, o incluso el mal funcionamiento del propio ordenador de a bordo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos