Las prefabricadas de Xarblanca entrarán en funcionamiento este curso

Parcela en la que se ubicarán las futuras aulas prefabricadas. /Charo Márquez
Parcela en la que se ubicarán las futuras aulas prefabricadas. / Charo Márquez

Se instalarán tres módulos que albergarán cuatro unidades para alumnos y servicios administrativos

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Es una solución provisional, rechazada por algunos padres y reclamada por otros. La Junta de Andalucía instalará aulas prefabricadas en la parcela situada entre el colegio María Auxiliadora II y el recién bautizado polideportivo Leonado Terol en la zona de Xarblanca para acoger a alumnos de Educación Secundario Obligatoria (ESO). La administración ha cedido así a las presiones de los padres de alumnos del colegio Mario Vargas Llosa que venían demandando esta alternativa ante el hecho de que su centro no tiene asignado ningún instituto hasta que se construya el futuro de Las Chapas.

La Delegación Provincial de Educación ha confirmado que se van a instalar tres módulos que albergarán cuatro unidades de alumnos y servicios administrativos. Fuentes de la delegación no han detallado el presupuesto de esta actuación, ni los plazos, pero los trabajos tendrán que comenzar en breve por que sí está confirmado que las aulas entrarán en servicio el mes de septiembre próximo.

El alumnado que ocupará estas aulas procederá de los colegios Mario Vargas Llosa y Xarblanca y ocupará estas instalaciones hasta la finalización de las obras del nuevo instituto.

El futuro instituto de Las Chapas tendrá 480 plazas de Secundaria y 140 de Bachillerato

La existencia del polideportivo junto a esta parcela ha sido determinante para que la Junta haya elegido esta parcela ya que los déficits de las aulas provisionales serían mitigados con las instalaciones deportivas anexas ya construidas que pueden hacer las veces de lugar de esparcimiento.

Respecto al futuro instituto de Las Chapas, desde la Junta de Andalucía, han aclarado que la presentación de solicitudes para la redacción del proyecto finalizó a principios del pasado mes de marzo, por lo que en este momento la Agencia Pública Andaluza de Educación está estudiando las diferentes ofertas.

La redacción del proyecto, dirección de obra, dirección de ejecución de obra y coordinación de seguridad y salud, está presupuestada en 534.828 euros.

El nuevo instituto, que irá en una parcela junto al Hospital Costa del Sol dispondrá de 480 puestos escolares de Secundaria y 140 de Bachillerato y cuenta con un presupuesto de unos 6,6 millones de euros.

El Ampa del Vargas Llosa ya se había manifestado con el lema 'Mejor juntos en aulas prefabricadas que repartidos en varios institutos'. Y había arrancado, en diciembre del pasado año, un compromiso de la Delegación Provincial de Educación para instalar barracones mientras se ejecutan las obras de construcción del nuevo instituto.

Estas obras está previsto que tarden entre dos años y dos años y medio. Al no tener el Vargas Llosa centro de adscripción asignado, la opción era que los 75 alumnos que acaban la educación primaria en el presente curso se repartieran en tres institutos diferentes, como ya sucedió con la promoción anterior.

Otras parcelas

El Ayuntamiento de Marbella trasladó el pasado 23 de enero a la Junta de Andalucía tres posibles ubicaciones para las aulas prefabricadas que el anterior gobierno andaluz dejó comprometidas con los padres del colegio Mario Vargas Llosa. Además de la citada parcela al sur del polideportivo, ofreció otras dos junto al Vargas Llosa, una de ellas es la misma que se ha ofrecido al Gobierno para la comisaría.

Por su parte Izquierda Unida, que se ha movilizado junto a los padres del Vargas Llosa también ha solicitado que se inicie la modificación puntual de elementos para que esta parcela que ahora tiene la catalogación de Parques y Jardines se consolide como suelo educativo y en el futuro pueda construirse un instituto que venga a paliar las deficiencias educativas de Marbella.