IU se postula como una opción con recorrido y experiencia para hacer políticas centradas en la persona

Miguel Díaz, junto a su número dos, Victoria Morales, y el resto de candidatos, hoy, en el Parque de la Constitución. /Josele-Lanza
Miguel Díaz, junto a su número dos, Victoria Morales, y el resto de candidatos, hoy, en el Parque de la Constitución. / Josele-Lanza

Miguel Díaz presenta una lista integrada por caras conocidas de profesionales y activistas de diversos campos y los históricos Carmen Martín, Andrés Cuevas y Enrique Monterroso

Nieves Castro
NIEVES CASTRO Marbella

Izquierda Unida ha presentado su candidatura para las próximas elecciones municipales con un mensaje claro: las personas son el centro de su acción política. En un acto celebrado en el Parque de la Constitución al que asistieron un centenar de ciudadanos la formación presentó los ejes programáticos y la lista de candidatos que encabeza el periodista Miguel Díaz para ganar la Alcaldía de Marbella el 26 de mayo.

El número uno de IU reivindicó la trayectoria seria de la formación desde los tiempos del GIL y la experiencia acumulada en dos años de gobierno, como avales para «construir una Marbella necesaria al servicio de las personas» con el bagaje y el compromiso del resto de candidatos. «Detrás de cada nombre hay una causa», enfatizó Díaz. El candidato se mostró orgulloso de liderar una lista integrada también por independientes en la que hay representantes del movimiento feminista, ecologista, animalista, sindical, en defensa de los servicios públicos o las pensiones. «Considero que es una lista capicúa, porque si empiezas por el final y vas hacia el principio no pierde en garantías», afirmó el cabeza de cartel. Los últimos puestos son, precisamente, para tres históricos de la formación: Carmen Martín (26), candidata en 1999; Andrés Cuevas (25), fundador, parlamentario andaluz y concejal de IU desde 1979 a 1991; y cerrando la lista, Enrique Monterroso, responsable de la asamblea local y concejal entre 2007 y 2015.

En Izquierda Unida presumen de tener «un programa para esta ciudad», al contrario de otras formaciones «en las que ni siquiera se conoce a los candidatos». La concejala de IU Victoria Morales, que repite como número dos, lo dijo sin pelos en la lengua: «este equipo que hoy presentamos para gobernar Marbella no viene de la nada, sino del crecimiento colectivo (...) y de un recorrido firme de compromiso e implicación».

Bajo el eslogan 'La Marbella Necesaria' –mismo nombre que adoptaron los foros iniciados en 2017 por IU para diseñar estrategias de ciudad con participación libre de ciudadanos y expertos en cada materia–, el candidato a alcalde desgranó los cinco pilares fundamentales sobre los que se sustentan sus grandes propuestas para la ciudad: sostenibilidad; justicia social con perspectiva feminista para la igualdad, consolidando el urbanismo como una política social «y no como una oportunidad de negocio»; empleo con derechos y estabilidad; democracia, transparencia y pluralismo; y por ultimo, educación y cultura.

Díaz, que prometió una campaña limpia llena de propuestas «que conecten con la gente» para hacer posible un cambio en el gobierno municipal, afirmó que «el poder reside en la gente» y que es fundamental ejercerlo democráticamente en las urnas el próximo 26M. En este sentido, afirmó que el programa que lidera está «preparado para dejar de ser un proyecto de Izquierda Unida y ser un proyecto para todo el municipio».

Aval

El cabeza de lista recordó que hace cuatro años, IU se presentó a las elecciones municipales como la organización política referente en la lucha contra el gilismo y el neogilismo que «continuó con la mayoría absoluta del PP», y como la izquierda que había estado presente en todos los conflictos sociales y las mareas surgidas tras la crisis. «Ahora –dijo el candidato–, queremos seguir representando esa lucha digna, pero incluimos algo nuevo: tenemos una experiencia acumulada en los dos años de gobierno; somos también una organización política capaz de gobernar y transformar».

El número uno de IU recordó «las políticas transformadoras» que empezaron a poner en marcha en su etapa en el Ayuntamiento entre 2015 y 2017 y que truncó la «moción-traición»: presupuestos participativos, mayor pluralidad para la radio televisión pública, ayudas sociales basadas en criterios objetivos y no en el «clientelismo» o propuestas para la movilidad y la sostenibilidad ambiental... Díaz afirmó que tras el revés que supuso su desalojo del gobierno municipal, IU sigue «fuerte», porque «brotamos del compromiso con Marbella y la ideología; desconfiad –advirtió levantando una gran ovación– de los que se presentan sin ideología».

Por su parte, el coordinador provincial de IU, Guzmán Ahumada, que arropó con su presencia a los candidatos, añadió que la formación se presenta sin la promesa de «obras faraónicas», que –recordó– «vienen dadas por las circunstancias del momento», pero, al contrario, reivindicó que la organización concurre a las elecciones en Marbella con «políticas que ponen a la gente en el centro».