La policía investiga la desaparición de un hombre y de su hijo al día siguiente de llegar a Málaga

Daniel Pool y su hijo Liam, en una imagen difundida por la policía de Sussex, que pide colaboración ciudadana. /SUR
Daniel Pool y su hijo Liam, en una imagen difundida por la policía de Sussex, que pide colaboración ciudadana. / SUR

Liam, de 22 años, y su padre, Daniel Pool (46), llevan en paradero desconocido desde el 1 de abril y su pista se pierde en Estepona tras alquilar un coche, que tampoco ha sido localizado

JUAN CANO y CHARO MÁRQUEZMálaga

La policía española y la británica mantienen abierta una investigación para tratar de localizar a Daniel Pool (46 años) y a su hijo Liam (22), que llevan en paradero desconocido desde hace más de un mes. Se les busca principalmente en la provincia de Málaga, adonde llegaron un día antes de su desaparición, según ha podido confirmar SUR.

Los dos británicos aterrizaron en la capital el 31 de marzo en un vuelo procedente de Inglaterra. Tras registrarse en un hotel, alquilaron un coche, un Peugeot 308 de color gris (matrícula 0254KTM) que tampoco ha sido localizado.

Su pista se pierde en Estepona. Padre e hijo estuvieron almorzando en el hotel donde pretendía hospedarse y después dejaron su equipaje en la habitación. El último contacto con su familia se produjo al día siguiente, el 1 de abril.

La Udyco-Costa del Sol y la policía británica trabajan de forma conjunta en el caso bajo la hipótesis de que «les ha podido ocurrir algo malo»

Cuando los agentes acudieron a la habitación donde iban a alojarse, encontraron todas sus pertenencias, incluidos sus pasaportes, lo que, a juicio de los investigadores, no encaja con la hipótesis de una fuga voluntaria.

La policía de Sussex, condado en el que ambos residen, ha emitido ya dos comunicados y ha difundido imágenes de Daniel y Liam Pool para solicitar la colaboración ciudadana, ya que considera «extremadamente inusual» este comportamiento. «Han estado de vacaciones juntos antes, pero nunca han perdido el contacto con miembros de la familia en Burgess Hill, donde viven», explica el sargento detective Alan Fenn, del Equipo de Personas Desaparecidas.

En el primer comunicado difundido por la policía de Sussex, el detective Fenn añadió: «Nosotros, y su familia, estamos ansiosos por escuchar a cualquiera que se haya comunicado con Daniel o Liam desde 1 de abril».

Posteriormente, en un segundo comunicado, se informó de que el Equipo contra el Crimen de Surrey y Sussex (al sur de Inglaterra) estaba llevando a cabo esta investigación, en la que cuenta con «recursos» que ya están trabajando con las autoridades españolas para encontrar a Daniel y Liam y aclarar las circunstancias de su desaparición.

La inspectora Emma Heater explicó: «Estamos trabajando estrechamente con la policía española. Una posibilidad que debe tenerse en cuenta, ya que no han contactado con familiares o amigos, es que ha podido ocurrirles algo».

«Su familia está muy preocupada, ya que la última vez que supieron de ellos fue el 1 de abril. No es normal que hayan perdido el contacto», advirtió la inspectora. «Sabemos que Daniel y Liam contrataron un coche gris, de la marca Peugeot y el 308, cuando llegaron a España, pero el vehículo no se ha devuelto a la empresa de alquiler de automóviles», añadió.

La policía británica ha solicitado por todos los medios la colaboración ciudadana por si alguien tiene una pista del paradero de Daniel y de Liam, o bien se ha cruzado con el vehículo que alquilaron en un rent a car.