El pleno de Estepona aprobará hoy un Plan Económico Financiero por incumplir la regla de gasto

Última sesión plenaria celebrada /Charo Márquez
Última sesión plenaria celebrada / Charo Márquez

El Ayuntamiento habría incumplido por el uso de remanentes de tesorería aunque la intervención señala que bastaría con señalar el origen del desequilibrio

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZEstepona

El equipo de gobierno aprobará hoy en pleno, con su amplia mayoría, un Plan Económico Financiero (PEF) para 2019-2020 después de que un informe de Intervención detectara el incumplimiento de la regla de gasto en la liquidación del presupuesto de 2018.

Este incumplimiento se ha producido, según el funcionario, por los expedientes de modificaciones presupuestarias realizados bajo la modalidad de, por una parte incorporaciones de remanentes de crédito a gastos con financiación afectada, y por otra parte, a la generación de créditos.

El informe, al que ha tenido acceso este periódico, señala que el Ayuntamiento de Estepona ha aprobado mediante decretos de alcaldía expedientes de modificaciones presupuestarias a través de la incorporación de remanentes de crédito por importe total de 20.894.503 euros. Y para financiar dichos expedientes utilizó el remanente de tesorería y obligaciones reconocidas en 2018, por valor de 3.126.370 euros.

Por otra parte el interventor también señala que el Ayuntamiento aprobó mediante decreto de alcaldía un expediente de modificación presupuestaria en la modalidad de generación de créditos por importe de 1.031.661 euros.

Por lo que la suma de las obligaciones reconocidas que han supuesto un mayor gasto computable del contemplado inicialmente en los presupuestos asciende a un total de 4.158.032 euros, lo que ha generado un 84,22 por ciento de la desviación del gasto con respecto al previsto en el PEF.

El interventor señala en su informe que se produce una contradicción normativa al contemplar la incorporación del remanente de tesorería como un incremento de los créditos, asunto que abordó la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE). Dicho organismo resolvió que «no cabe admitir que la utilización del remanente de tesorería afectado por una entidad local sea determinante de una situación de déficit estructural, es más, habría de identificarse con una situación de superávit presupuestario en el momento de la liquidación del presupuesto». Y entiende que el Ayuntamiento deberá elaborar y aprobar un plan económico financiero que pude limitarse a exponer el origen del desequilibrio.

La portavoz del PSOE de Estepona, Emma Molina, ha señalado que se trata de un «sobregasto que conllevará recortes importantes», y ha añadido que «es una auténtica barbaridad y un despropósito absoluto que va a causar muchísimo daño al Ayuntamiento».