El PGOU de Marbella ha incorporado 21 promociones regularizadas por sentencias o compensaciones

El hotel Senator consiguió la regularización en 2011./Josele-Lanza -
El hotel Senator consiguió la regularización en 2011. / Josele-Lanza -

Se trata en algunos casos de bloques y en otros, de urbanizaciones completas que ya están clasificados como suelo urbano consolidado

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

A la espera de que el futuro PGOU y la aplicación de las soluciones propuestas en el dictamen de expertos permita regularizar las más de 18.000 viviendas al margen de ordenación heredadas de la etapa del GIL, la adaptación a la LOUA y el texto refundido del Plan de 1986 han permitido regularizar la situación de 21 áreas e inmuebles. Se trata de situaciones que se han podido resolver bien por la aplicación del sistema de compensaciones contenido en el PGOU de 2010 durante su periodo de vigencia o bien por sentencias firmes dictadas en los tribunales de justicia.

El Plan General de 2010 fijaba un procedimiento de regularización de viviendas mediante un sistema de compensaciones que establecía cargas urbanísticas sobre los inmuebles irregulares y obligaba a propietarios y promotores a aportar suelos al Ayuntamiento como medio para legalizar la situación urbanística.

Este sistema, tuvo escasa acogida voluntaria, por lo que a partir de 2012, ante la falta de respuesta voluntaria por parte de los afectados, el Ayuntamiento comenzó a abrir los expedientes de forma unilateral. Así fue como al año siguiente había en proceso de normalización 285 inmuebles. La anulación del PGOU de 2010 obligó a archivar los que no habían concluido.

Precisamente la existencia de este sistema de regularización mediante compensacioness fue una de las causas que motivó la anulación del Plan, al considerarse que al documento no le correspondía la legalización de lo construido ilegalmente.

La sentencia señaló que no competía a los redactores del Plan General la potestad de modular la legalización de las construcciones irregulares. No obstante, los procesos completados durante el periodo de vigencia del PGOU son considerados válidos.

Según consta en los registros de la Delegación de Urbanismo, los procesos de normalización completados durante el periodo de vigencia del PGOU de 2010 -entre mayo de ese año, cuando fue publicado en el BOJA, hasta noviembre de 2015, cuando el Tribunal Supremo dictó su anulación-fueron 11. Todos ellos han permitido el reconocimiento como suelo urbano consolidado de las áreas e inmuebles afectados.

Jardines del Príncipe

Se trata de cuatro áreas de regularización, entre las que se encuentran el hotel Senator, la urbanización Atalaya y conjuntos residenciales en Xarblanca y Arroyo del Chopo; dos áreas de incremento de aprovechamiento, la urbanización Jardines del Príncipe y el edificio situado en el suelo que ocupaba la antigua oficina de Correos y donde actualmente se sitúa la sede de Urbanismo, y cinco zonas afectadas por ordenanzas de mantenimiento, entre las que destacan las urbanizaciones Santa Maria Green Hills, Aloha Hill Club, Señorío de Gonzaga, Beaty Sea y un bloque de la promotora Osuna.

El primero de los procesos, el de Jardines del Príncipe, se completó en diciembre de 2010 y los dos últimos, el de Xarblanca y el de Arroyo del Chopo, en octubre de 2015, apenas unos días antes de que se dictaran las sentencias que anulaban el PGOU.

El PGOU en vigor también ha incorporado como suelo urbano consolidado otras diez áreas de regularización que aunque no se acogieron al sistema de compensaciones previsto en el Plan de 2010 si consiguieron esa clasificación mediante sentencias dictadas por los tribunales. Entre ellas se encuentran las dos primeras fases del centro comercial La Cañada y la urbanización Pinogolf.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos