80 parados podrán hacer prácticas remuneradas en el Consistorio de Estepona

Algunos becarios podrán trabajar en el Ayuntamiento. :: ch. márquez/
Algunos becarios podrán trabajar en el Ayuntamiento. :: ch. márquez

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Ayuntamiento de Estepona ha puesto en marcha el Programa de Experiencias Profesionales para el Empleo que permitirá a 80 personas desempleadas realizar prácticas remuneradas en empresas privadas o dependencias municipales para mejorar sus competencias profesionales.

Este programa, que cuenta con una subvención de 188.855 euros por parte de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, está destinado a personas en desempleo con edades comprendidas entre los 18 y los 60 años, de cualquier nivel formativo y sector laboral, con experiencia o no.

Los interesados en formar parte de estas prácticas deberán estar registrados en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Además deben cumplir los siguientes requisitos: tener una titulación universitaria de formación profesional reglada o formación para el empleo; que no hayan transcurrido más de dos años desde la obtención del título y carecer de experiencia laboral superior a tres meses en la ocupación de la práctica. Además, habrá un cupo para personas en riesgo de exclusión social que no tendrán que cumplir con estos requisitos.

El objetivo de este programa, que se enmarca dentro de la Red Andalucía Orienta, es proporcionar prácticas no laborales en empresas, con tutorías individuales para colectivos generales y talleres grupales para colectivos específicos que faciliten el acercamiento al mundo laboral. Estas prácticas se podrán realizar en el propio Ayuntamiento o en empresas privadas que cuenten con acuerdos con la administración local. No obstante, será el Consistorio el que abone el importe de las prácticas con la subvención recibida. La realización de estas prácticas profesionales no implicará la existencia de relación laboral alguna.- Las prácticas estarán becadas con el 80 por ciento del IPREM. Tendrán una duración de entre tres y nueve meses. Y durante la ejecución de las prácticas la persona beneficiaria permanecerá en la empresa un máximo de 20 horas semanales, cuatro días a la semana.