Palmeras en la política de Manilva

Plaza del puerto tras ser enlosada. /Ch. M.
Plaza del puerto tras ser enlosada. / Ch. M.

La tala y traslado de unos árboles genera discrepancias entre miembros del gobierno

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La tala y traslado de árboles en Manilva se está convirtiendo en un asunto político. El concejal en la oposición de Agrupación Socialista Manilva (ASM), Emilio López, ha presentado una moción por registro de entrada para debatir en el próximo pleno por qué se taló una palmera en una plaza del Puerto de La Duquesa, posteriormente se ensoló la plaza y más tarde se ha vuelto a colocar una jardinera; y por qué se ha trasladado otra palmera de gran porte desde el colegio Sabinillas a una parcela privada.

Para el portavoz de ASM, estas actuaciones ponen de manifiesto «el desgobierno, la falta de coordinación y el despilfarro del actual gobierno municipal».

El asunto no queda en una simple denuncia de la oposición, sino que revela la diferencia de criterio entre miembros del equipo de gobierno.

Respecto al primero de los casos, el concejal de Medio Ambiente, Dean Tyler (IU), autorizó la tala de la palmera ubicada en una plaza del puerto después de que los empresarios de la zona solicitaran su retirada por dañar el suelo. Tras el informe técnico y «vista la imposibilidad de su trasplante así como de ejecutarlo por falta de medios desde el Ayuntamiento, se autoriza de forma excepcional lo solicitado». Los empresarios tenían que correr con los gastos, que se estiman han ascendido a unos mil euros, y además se le requiere la entrega de dos ejemplares de álamo blanco, «que serán plantados por operarios municipales en la Reserva Ecológica de Manilva». Tyler subraya que se limitó a firmar el informe de un técnico.

Sin embargo, el concejal de Urbanismo y Obras, Antonio Barragán (IU), asegura que su compañero «ha metido la pata, no puede tomar decisiones sin contar con el resto de delegaciones implicadas, porque no estaba justificada la tala y si se dañaba la solería se podría haber arreglado». Por ello le pide a Tyler que «no escurra el bulto y que asuma que ha cometido un error. No me voy a comer el marrón de él, ni de nadie».

Los operarios municipales trabajan en la colocación de una nueva jardinera para reponer la anterior, y está negociando con los empresarios quién asume este nuevo gasto.

«División cero».

Barragán niega, por otra parte que haya discrepancias en el seno de IU, pese a que ambos ediles compitieron hace unas semana en las primarias de la formación. «IU goza de muy buena salud. El compañero se ha explicado. División cero», ha recalcado Barragán.

La segunda polémica sobre palmeras se refiere a la que se ha retirado del colegio Sabinillas y se ha replantado en la playa. Concretamente a la entrada del chiringuito del marido de una edil de Compromiso Manilva (CM), responsable de Parques y Jardines. «Es significativo que teniendo ocho kilómetros de costa, el trasplante se haga delante del chiringuito», advierte Emilio López.

La concejala de Parques y Jardines, Paqui López ha negado que su área haya tenido que ver en este traslado. Por su parte, su compañera de partido y responsable del área de Playas, Eva Galindo, ha explicado que esta reubicación de palmeras responde a un plan de embellecimiento del litoral para colocarlas junto a plantas similares, «con dos objetivos: mantenerlas en el mejor entorno y que sirva como decoro».

La edil ha señalado que estos trabajos están coordinados entre las dos delegaciones y que las reubicaciones «están basadas en criterios técnicos, velando por el medio ambiente y cuidando la imagen del municipio».

Temas

Manilva