Ordenan al Ayuntamiento de Estepona anular el acuerdo del complemento salarial de la Policía Local

Sesión plenaria en la que se aprobó el complemento. /Charo Márquez
Sesión plenaria en la que se aprobó el complemento. / Charo Márquez

La Subdelegación del Gobierno considera que la medida infringe la normativa vigente, basándose en el informe del interventor

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Era la crónica de una anulación anunciada. El departamento de Relaciones con las Administraciones Territoriales de la Subdelegación del Gobierno ha requerido al Ayuntamiento de Estepona que anule el acuerdo de pleno del 30 de marzo por el que se aprobó la modificación del Catálogo de Puestos de Trabajo en lo que respecta a la Policía Local, para consolidar el complemento específico en nómina.

La Subdelegación del Gobierno considera que el acuerdo infringe la normativa vigente. Para tomar esta decisión se ha basado en el informe que emitió el interventor municipal, contrario a dicho acuerdo.

El equipo de gobierno municipal argumentó en esta sesión plenaria que el cambio del complemento de productividad al específico resultaba «más justo y objetivo»; que no iba a suponer un aumento de sueldo, ni mayor gasto para el Ayuntamiento, sino una redistribución de los complementos; y que era resultado de meses de negociación con los sindicatos.

Sin embargo el interventor municipal advirtió en un informe previo que no se cumplían una serie de premisas necesarias para llevar a cabo esta modificación. Primero apuntaba que para hacer frente al gasto derivado de esta modificación, sería necesario llevar a cabo una transferencia de crédito en el Presupuesto de Gastos, «pues, con carácter previo a la entrada en vigor del acuerdo será necesario tramitar el oportuno expediente de modificación presupuestaria».

Por otra parte, el funcionario advertía que la modificación del complemento específico «excede el límite máximo previsto» en la ley. Y por último informaba que «no consta la existencia de Instrumento de Valoración de Puestos de Trabajo o similar que permita, en base a las funciones del puesto de trabajo de los empleados públicos, proceder a la cuantificación de los complementos específicos de dichos puestos». Por contra, el jefe de Recursos Humanos presentó otro informe de discrepancia. En este caso argumentaba que había plazo para aplicar la modificación presupuestaria necesaria y que el Catálogo de Puestos de Trabajo era «un instrumento organizativo de ordenación y gestión de los recursos humanos semejante a la Relación de Puestos de Trabajo (RPT)».

Los sindicatos también se han pronunciaron al respecto. El CSIF coincidió con las tesis del jefe de RRHH, mientras que UGT y CCOO lo hicieron con las del interventor municipal. Estos dos sindicatos solicitaron informes a sus respectivas a asesorías jurídicas. Los partidos de la oposición también manifestaron que no estaban en contra del fondo de la propuesta, pero sí de las formas

Esta propuesta partió del alcalde, José María García Urbano, y consistía en aplicar un complemento específico que, dependiendo de los grupos, oscilaba entre los 50 y los 400 euros mensuales.

La retribución básica de los agentes es de 1.235 euros. La aplicación de la medida suponía para los funcionarios del grupo de administrativos un incremento de 50 euros, 120 euros para los destinados al grupo de urbanismo y comercio, 250 para los de violencia de género y hasta 400 euros para la unidad de seguridad y para los técnicos de tráfico y transporte.

El Ayuntamiento tiene de plazo hasta el 9 de junio para anular el acuerdo de pleno.