Las obras del estadio de atletismo de Estepona se alargarán cuatro meses más

Obras del futuro estadio de atletismo. /SUR
Obras del futuro estadio de atletismo. / SUR

El equipo de gobierno ya aprobó un suplemento de crédito de 738.000 euros para reforzar la seguridad y estabilidad del terreno

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Las obras del futuro estadio de atletismo se prolongarán cuatro meses más de lo previsto. El Ayuntamiento ha formalizado la modificación del contrato con la UTE Bonifacio Solís SL-Alvac SA que conllevará la ampliación del plazo de ejecución de l proyecto hasta un total de 12 meses.

El presupuesto de esta infraestructura deportiva también ha sufrido una modificación que el equipo de gobierno ya contempló con la aprobación en pleno de un suplemento de crédito para mejoras por valor de 738.000 euros para reforzar la seguridad y estabilidad del terreno.

Los trabajos de construcción comenzaron en diciembre de 2017 y tras la realización de una serie de estudios geotécnicos, los técnicos determinaron que era necesario mejorar la estabilidad de la estructura del complejo deportivo.

Seguridad

La mejora permitirá la instalación de una pantalla de pilotes dirigida a la contención del vial que solucionará la conexión entre el estadio y el recinto ferial, «lo que reforzará la seguridad y estabilidad del terreno», según las fuentes municipales. Además, el Consistorio va a ejecutar un muro de contención exento a la estructura del aparcamiento que será recubierto con masa vegetal. Entre estas mejoras se va a realizar también una cimentación por pilotes prefabricados y se va a modificar el forjado de nivel de cubierta para posibilitar que las instalaciones cumplan con todos los requisitos que exige la Federación Española de Atletismo para homologarlas.

Durante el pleno en el que el equipo de gobierno aprobó el suplemento de crédito, el PSOE calificó de «falta de rigor» que a tan sólo dos meses del comienzo de las obras se hubiera detectado un fallo en un aspecto tan importante como la seguridad. Y llamó la atención sobre el hecho de que se trataba de la segunda vez que la misma empresa constructora, Bonifacio Solís, se enfrentaba a una modificación presupuestaria, como ya ocurrió con las obras del parque Orquidario.

Desde el PP señalaron que en un proyecto de esta envergadura, en una parcela de 14.000 metros cuadrados, los movimientos de tierra pueden deparar imprevistos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos