Una obra de urgencia mejorará la seguridad vial en el entorno de los colegios Juan Ramón Jiménez y Valdeolletas

La actuación contempla el ensanche del acerado. /SUR
La actuación contempla el ensanche del acerado. / SUR

La zona norte de la avenida Cánovas del Castillo tampoco cumple con la normativa andaluza para la eliminación de barreras arquitectónicas

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Comienza el curso escolar y los alumnos de los colegios de Educación Infantil y Primaria Juan Ramón Jiménez y Valdeolletas se topan con una vieja reivindicación a la que ahora se va a atender de urgencia. El Ayuntamiento intervendrá en la avenida Cánovas del Castillo, en concreto en el acerado en el que se encuentran los dos centros educativos, con una obra destinada a mejorar la accesibilidad peatonal de los estudiantes, pero también de las personas que con algún tipo de discapacidad tengan que circular por esta vía. La acera es tan estrecha que la seguridad peatonal corre cierto riesgo, sobre todo, a diario, a la hora de la salida de los colegios por la aglomeración de estudiantes y padres. El Consistorio va a invertir cerca de 180.000 euros en una obra para ampliar el acerado existente, convirtiendo la zona terriza que linda con los cerramientos de los centros en una nueva acera más amplia que permita la circulación de peatones con total seguridad.

El ayuntamiento reconoce en el decreto de aprobación de la obra que en el entorno de este tramo de acera están los dos CEIP mencionados, «lo que supone que en las horas de entrada y salida de los colegios, los alumnos no circulen con seguridad por dicha acera, ya que esta no tiene capacidad suficiente para absorber a todos los peatones, circulando parte de estos por la calzada con el consiguiente peligro. Esto, unido al incumplimiento en la actualidad del Decreto de accesibilidad mencionado, hace que sea una actuación de urgente necesidad y por consiguiente se debe priorizar su ejecución», según figura en el pliego de la licitación que acaba de abrir el Ayuntamiento.

Tres meses de obras

La obra, que se va a ejecutar siguiendo el proyecto redactado por el ingeniero Ángel Luis Piensos, no requiere de un estudio geotécnico del terreno, ya que no se proyectan estructuras que requieran de dicho estudio. El plazo de ejecución será de unos tres meses y comenzarán una vez adjudicados los trabajos.

«Se trata de una actuación importante porque mejorará la movilidad en toda esta zona donde existen dos centros educativos, de ahí que el objetivo sea acometerlas cuanto antes y que se pueda ampliar el espacio actual que existe para circular», explica el concejal responsable de Obras, Javier García.

Los datos más significativos de la obra prevista habla de una superficie de intervención de 1.213 metros cuadrados de superficie de aceras sin reponer, 4 pasos de peatones que se van a mejorar, 125 metros lineales de nueva barandilla y 160 metros cuadrados de marcas viales.

El plazo de presentación de ofertas concluye el próximo día 6 de octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos