Qué mirar para sentirse segura: iluminación, limpieza, recovecos o ventanas

La arquitecta María Soler, autora junto con su colega Cristina Gallardo de un informe pionero en Andalucía sobre los retos de Málaga como 'ciudad amable', fija cuatro factores que hacen que una calle se perciba como segura (o no): Son la iluminación, la limpieza, la gente o la presencia de ventanas que den a la calle. Los recovecos, los obstáculos, el tipo de mobiliario urbano e incluso la anchura de la calle son también determinantes a la hora de hacer el dibujo de la 'calle ideal'.