Marbella vuelve a tener un punto de vertidos con una zona habilitada en La Ermita

Diego López y José Eduardo Díaz, en el punto de transferencia./Josele-Lanza
Diego López y José Eduardo Díaz, en el punto de transferencia. / Josele-Lanza

La ciudad no contaba con un lugar donde depositarlos tras el cierre en marzo de 2016 del vertedero ilegal de la carretera de Ojén

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Casi tres años después, Marbella vuelve a contar con un punto de vertidos. El Ayuntamiento ha habilitado uno en una parcela municipal de 7.000 metros cuadrados, ubicada en la calle Carbón del Polígono Industrial La Ermita. Se trata de un punto de transferencia con el que se pretende dar una solución a los vertidos incontrolados, según explicaron ayer los concejales de Limpieza y de Vía Pública e Industria, Diego López y José Eduardo Díaz, respectivamente.

López aseguró que tras el cierre del vertedero en marzo de 2016 «había un problema que se había ido agravando con los años» y que con la medida anunciada ayer se pretende facilitar a los usuarios del polígono y a los vecinos en general el depósito de desechos y la recuperación de los materiales para su posterior reciclaje, ha señalado.

El vertedero cerrado en aquella ocasión, durante el periodo de gobierno del tripartito, estaba en situación irregular y exponía al Ayuntamiento a una multa de dos millones de euros tras la apertura de un expediente por parte de la Junta de Andalucía. Desde entonces, los vecinos debían trasladarse a otros municipios para depositar sus vertidos.

Este nuevo punto de transferencia cuenta con cubas y compactadoras para el depósito y tratamiento de diferentes tipos de residuos y tiene un horario de 8 a 21 horas, de lunes a sábado. Dos operarios de la delegación de Residuos Sólidos Urbanos atenderán a los usuarios y, una vez los contenedores estén cargados, se trasladarán a la Plan de Transferencia de Casares para la posterior fase de tratamiento y de reciclado. En concreto, se podrán depositar vidrio; cartón y papel; latas, bricks y envases de plástico; metales y objetos metálicos; madera y objetos de este material; aceites de cocina usados o de vehículos a motor; baterías de automóviles; pilas y baterías; radiografías; luminarias de todo tipo, bombillas tradicionales, fluorescentes, LED o de bajo consumo; pinturas; muebles; escombros que procedan de obras de carácter doméstico; residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, como televisores, ordenadores o móviles; electrodomésticos grandes; ropa y calzado; o restos vegetales procedentes de podas y desbroces.

López ha subrayado que hasta el momento los vecinos no tenían dónde dejar este tipo de desechos y los contenedores del polígono en muchas ocasiones se veían desbordados. «Estamos convencidos de que este punto de transferencia va servir para ponérselo más fácil a los ciudadanos, que en ocasiones no quieren llamar para que les recojan los muebles sino trasladarlos con sus propios vehículos», aseguró López, que destacó que esta medida cuenta con la colaboración de la delegación municipal de Vía Pública y de los propios empresarios del polígono, que habían demandado una solución.

Denuncias

En este sentido, ha recordado que para controlar los vertidos se desarrolló una campaña por parte de Policía Local, Vía Pública y Comercio «en la que se localizó a infractores y se tramitaron un gran número de denuncias».

López detalló también el gran volumen de residuos que se generan en Marbella, con 3.240 toneladas de envases al año; 2.976 de papel; 12.700 de vidrio; 204 de textil; 12.000 de muebles; y 100.000 de basura. «En este espacio limpio se podrá tirar casi cualquier residuo o desecho que produce el ciudadano en su día a día», añadió.

Por su parte, Díaz ha indicado que, en las distintas reuniones con los empresarios del polígono, uno de los problemas fundamentales que se detectó fue el de los vertidos incontrolados. «Estamos convencidos de que con este punto se va a dar respuesta a su demanda», ha valorado. Asimismo, ha aludido a que, atendiendo sus peticiones, va a arrancar una segunda fase para la retirada de vehículos abandonados y a que se está trabajando para mejorar la señalización, la iluminación y el acerado.

 

Fotos

Vídeos