Marbella pone en marcha un plan para agilizar los trámites urbanísticos

Kika Caracuel, edil de Urbanismo, y la alcaldesa, Ángeles Muñoz J/osele-Lanza
Kika Caracuel, edil de Urbanismo, y la alcaldesa, Ángeles Muñoz J / osele-Lanza

Entre las medidas figura la creación de una unidad específica, la convocatoria de plazas para técnicos y un convenio con el Colegio de Arquitectos

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El Ayuntamiento de Marbella quiere acabar con el embudo burocrático que alarga hasta la exasperación los trámites urbanísticos y ha puesto en marcha un plan para agilizar los trámites en esa área. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha anunciado este jueves esta serie medidas, que, según explicó, forman parte de una segunda fase de la normalización urbanística de la ciudad después de superarse la primera, que consistió en adaptar el PGOU de 1986 a las normas actuales y culminar el proceso para sacar a licitación la redacción del nuevo Plan, que se encuentra actualmente en fase de adjudicación.

Esta segunda fase consiste en una serie de tres medidas, de las que una ya se ha puesto en marcha, otra se rubricará en los próximos días y la tercera deberá aplicarse a lo largo de este ejercicio.

La primera ha consistido en la creación de una unidad específica en el área municipal de Urbanismo para la realización de trámites relacionados con el Suelo Urbano Consolidado. La intención de esta medida es que los proyectos que se planteen para este tipo de suelo, que no necesitan de modificaciones de cualquier tipo en el planeamiento, puedan tramitarse de una manera más ágil. Estos proyectos, que tienen una menor necesidad de informes y de estudios, discurrirán por una vía alternativa para no quedar de esa forma empantanados a la hora de obtener sus licencias. Esta unidad específica, integrada por arquitectos, administrativos y auxiliares, se pondrá en marcha de manera inmediata.

La segunda medida consiste en la firma de un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y el Colegio de Arquitectos de Málaga que dará lugar a la creación en esa entidad de un visado de cualificación urbanístico que tendrá el valor de un informe técnico de cumplimiento de la normativa específica de Marbella. De esa manera, todos los aspectos técnicos que debe hacer un arquitecto municipal vendrán visados por el colegio profesional. Se tratará de un trámite que si bien no tendrá valor legal vinculante, sí permitirá agilizar los trámites en el área de Urbanismo. De esa manera, los desarrollos que quieran conseguir una mayor celeridad en su tramitación podrán obtener este certificado específico que el Ayuntamiento asumirá, según explicó Muñoz.

Se trata de una iniciativa que culmina varios meses de estudio y de valoración por ambas partes y que se suscribirá la próxima semana.

La tercera medida incluida en esta batería consiste en el reforzamiento del área de Urbanismo mediante la creación de nuevas plazas en la oferta pública de empleo del Ayuntamiento para este año. La oferta incluirá cinco plazas de arquitecto, otras tantas de abogados y tres de ingenieros que se convocarán de manera inmediata. El equipo de gobierno municipal estima que estas personas podrán incorporarse a la plantilla municipal en un plazo aproximado de tres o cuatro meses. Además, se cubrirán todas las vacantes existentes tanto de administrativos como de auxiliares administrativos para reforzar la llegada de esos nuevos técnicos.

PSOE

Las medidas han sido recibidas con incredulidad por el Grupo Municipal Socialista. La concejala Isabel Pérez, responsable de Urbanismo durante el gobierno tripartito encabezado por José Bernal, ha señalado que durante este mandato, el Partido Popular ha sido incapaz de mejorar en nada los plazos de licencia «y ahora quiere vender medidas de mejora a dos meses de las elecciones».

En su opinión, la Delegación se ha llevado con opacidad y descontrol «y a dos meses de las elecciones, Muñoz se dedica a anunciar mentiras para así continuar en su espiral de proyectos que nunca se ponen en marcha».

«Tienen que anunciar que van a seleccionar incluso tipos de expedientes para sacarlos de la parálisis general que tienen en vez de llevar el orden administrativo pertinente haciendo una mejora general», señaló Pérez, que aseguró que la preocupación crece cuando pasan las semanas y no hay expedientes urbanísticos de licencia de competencia de junta de gobierno local, «debido a la parálisis que tienen en la delegación».

En su opinión, todas las medidas propuestas «son venta de humo» y lo único que demuestran es un desprecio total por los trabajadores de la delegación, «a los que no ha tenido en cuenta para conveniar con el Colegio de Arquitectos que les hagan su trabajo, cuando el fallo es de la gestión política», declaró.

Muñoz asegura que el plazo de concesión de licencias ha bajado a diez meses

El plazo para la concesión de licencias de obra mayor se ha reducido de 18 a diez meses en los últimos dos años, según aseguró la alcaldesa, Ángeles Muñoz. Según la regidora, desde la Delegación de Ordenación del Territorio se está haciendo «un esfuerzo titánico», ya que el interés por invertir en Marbella no decrece, especialmente desde que la adaptación del PGOU de 1986 permitiera superar la situación creada en noviembre de 2015 tras la anulación del Plan General de 2010.

Este interés, según la alcaldesa, ha quedado reflejado en las licencias aprobadas por el Ayuntamiento durante el ejercicio 2018, que han doblado en número de viviendas a las concedidas durante 2017. El objetivo es ahora dar salida a la demanda creciente que se está produciendo en el sector de la construcción, indicó.

Modificaciones

El Ayuntamiento de Marbella está tramitando actualmente diez modificaciones del Plan General vigente, entre las que se encuentran la que permitirá la construcción del hotel W en el entorno de las dunas de Artola; la del sector de Plaza de Toros, donde se ha dado licencia para la demolición de naves; la del entorno de Puerto Banús, donde se construirá un hotel de cinco estrellas Gran Lujo, y la del antiguo hotel Incosol, donde se modificará el uso del suelo para convertirlo totalmente en hotelero.

Entre las modificaciones que se están tramitando figuran también la del ensanche norte de San Pedro Alcántara y la de la zona del Hospital para permitir la adaptación de un edificio abandonado a su nuevo uso como Palacio de Justicia.

También se están realizando modifiaciones en el entorno de la avenida Príncipe Salman, en la zona de Las Chapas y en el sector donde se celebra la feria de San Pedro.