Marbella activa con 1,3 millones de euros el plan para dinamizar socialmente Las Albarizas

Vista general del barrio de Las Albarizas. /Josele
Vista general del barrio de Las Albarizas. / Josele

El Ayuntamiento contratará a seis profesionales para desarrollar el proyecto promovido por la Junta de Andalucía y el Fondo Social Europeo hasta 2021

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Falta de formación y cualificación profesional, absentismo y fracaso escolar, alta tasa de desempleo y otras problemáticas agravan según un estudio la situación de riesgo y exclusión social de la población residente en Las Albarizas, en Marbella. El Ayuntamiento de la localidad, a través del área de Derechos Sociales, ha diseñado un ambicioso plan de intervención que desarrollará hasta 2021 para atajar estas situaciones al amparo de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social, que promueve la Junta de Andalucía con fondos europeos y a través de la cual el municipio ha recibido 1,3 millones de euros para el cuatrienio 2018-2021.

Esta inversión permitirá reforzar las políticas sociales a través de un Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas circunscrito al área de Las Albarizas, publicado con fecha del pasado mes de marzo, y que implementarán seis profesionales cuya contratación se regirá conforme a la convocatoria aprobada este jueves en una Junta de Gobierno Local de carácter extraordinaria.

El Plan Local abarca áreas de educación, salud, servicios sociales y en el mismo han colaborado una veintena de entidades para conocer a fondo la realidad social de la zona, identificando y priorizando sus problemáticas y necesidades. El diagnóstico social participativo del que se parte ha permitido la búsqueda de alternativas y soluciones desde la propia comunidad, apoyada por un equipo interdisciplinar que ha servido para el aporte de estrategias, instrumentos y técnicas para la recopilación de la información, su análisis y otorgar la viabilidad necesaria a los procesos de cambio que se pretenden generar. Los agentes que han participado son: centro de salud de Las Albarizas, Centro Municipal de la Mujer, CEIP Antonio Machado, CEIP Las Albarizas, CEIP Miguel de Cervantes, CEIP Rafael Fernández Mayoralas, Delegación Municipal de Derechos Sociales, Delegación Municipal de Formación y Empleo, IES Victoria Kent y Policía Nacional. Junto a estas instituciones han tomado parte también las entidades privadas: asociación A Suetí Callí, AA.VV. Las Albarizas, asociación Fakali, asociación Marbella Voluntaria, Bancosol, Cáritas, Cruz Roja, Fundatull y Veravitas.

Esta Comisión Local de Impulso Comunitario (CLIC) se ha configurado como la estructura formal de participación para el diseño del Plan Local de Intervención. En el proceso se ha contado con la participación de la población adulta, de diversas etnias y características, a través de entrevistas, así como con la población infantil y juvenil, desde 5º de Primaria hasta 4ºcurso de Enseñanza Secundaria Obligatoria, mediante el desarrollo de encuestas en los distintos centros escolares de la zona, aportando sus preocupaciones y opiniones.

La iniciativa, financiada al 80 por ciento por el Fondo Social Europeo y al 20 por ciento por la Junta de Andalucía abarca las anualidades de 2018-2021 (con acciones hasta agosto de 2022), y se centrará entre el área Arroyo Primero y el Polígono La Ermita, zona elegida por la Consejería de Derechos Sociales de la Junta para aplicar el programa específico. El equipo en el que se apoyará el plan estará integrado por dos educadores sociales, un psicólogo, un experto en intermediación y dos conserjes. La Delegación de Obras del Ayuntamiento tiene encomendada la adaptación de un espacio de trabajo para la instalación de estos profesionales en las dependencias del Centro Cívico de Las Albarizas.

Fuga migratoria

Según el diagnóstico del que se parte, el barrio goza en la actualidad de una posición adecuada en cuanto al acceso a todos los recursos y equipamientos necesarios para el normal desenvolvimiento de la vida diaria, contando con sus propias dotaciones sanitarias y educativas. Sin embargo, los redactores del informe refieren «una importante fuga migratoria» a raíz del asesinato de un joven de etnia gitana en 2015, que marcó a la población que habitaba en la zona, produciéndose la marcha precipitada de más de 50 familias. «Esto no sólo afectó a la convivencia entre sus miembros –se explica en el Plan Local–, sino también a los recursos instaurados en el territorio, como sucede con el colegio público de referencia, alarmantemente por debajo de su capacidad, y al surgimiento de una alta problemática en cuanto al uso de las viviendas de promoción pública que quedaron vacías (deterioro, venta/traspaso ilegal, puntos de venta de drogas,…)». Dicho documento también llama la atención sobre «el consumo de tóxicos y otras adicciones y, por ende, la inseguridad ciudadana, la utilización disfuncional de los espacios públicos y las condiciones de insalubridad en calles y viviendas».

En cuanto a datos sociodemográficos, especialmente los relacionados con el mercado laboral, el diagnóstico señala que resulta complejo analizar la realidad de la zona, contando con cifras estimatorias al tratarse de una población en constante movimiento o en situación administrativa irregular. A pesar de ello, evidencia la presencia de altos niveles de desempleo, en especial en minorías étnicas, «prevaleciendo las actividades económicas informales y/o delictivas», así como el absentismo escolar, bastante relevante en la etapa Secundaria, en especial en el caso de mujeres de etnia gitana, el fracaso o abandono prematuro de la formación académica y carencias en la cualificación profesional de la población. La radiografía presentada por este panel de agentes colaboradores hace alusión asimismo al «fuerte estigma negativo» por el que se encuentra afectado el barrio y que «dificulta el acceso al empleo y el acercamiento del resto de la población».

La Junta de Gobierno ha aprobado las bases de la convocatoria para la contratación del personal

Ante esta radiografía el plan elaborado propone una intervención sociofamiliar sistémica e integral, «actuando con la persona y con su entorno». ¿Cómo? A través de iniciativas que promuevan el crecimiento, en la etapa adulta y en la infancia, «mejorando tanto las habilidades de la familia en el cuidado y educación de sus hijas e hijos como el contexto comunitario en el que se desarrollan». Sin descuidar tampoco la necesaria revitalización e impulso de las actividades de ocio, culturales, deportivas, que fomenten la activación de la población, y de espacios encaminados a la participación, el sentido de pertenencia y de identidad compartida en la comunidad, la cual cuenta con un escaso tejido asociativo autóctono.

Asimismo, el documento estima necesario el establecimiento de estrategias que fomenten la convivencia y la igualdad desde la perspectiva de género para la prevención de actitudes sexistas, habiéndose detectado en este último ámbito una destacada asunción e interiorización de los roles de género tradicionales.

La puesta en marcha del Plan Local de Intervención en Las Albarizas lleva aparejado un trabajo importante hasta la fecha de hoy. La concejala de Asuntos Sociales, Isabel Cintado, detalla que fue en agosto del año pasado cuando se iniciaron las reuniones con colectivos sociales, asociaciones vecinales y centros educativos de la zona para elaborar el documento, que se aprobó en diciembre y se publicó en la página web del Ayuntamiento el pasado mes de marzo .

La suciedad y las drogas, en el 'ranking' de inquietudes de los menores del barrio

Los menores residentes en Las Albarizas identifican la suciedad y deterioro del barrio, así como el consumo de alcohol y drogas en la zona como los principales problemas de su entorno. Las dificultades para encontrar un trabajo en un futuro y los conflictos y la delincuencia son, por este orden, los otros dos asuntos que la población infantil y juvenil señala entre sus preocupaciones como ciudadanos, en el marco de una encuesta elaborada para el diseño del Plan Local de Intervención en la zona desfavorecida de Las Albarizas.

La encuesta fue realizada entre el alumnado de 10 a 17 años residente en la barriada, entre los meses de septiembre y octubre, de forma presencial en diferentes centros escolares y mediante un cuestionario estructurado. Atendiendo a sus respuestas, «el deterioro y la suciedad del barrio» (25,37%), «el consumo de drogas y alcohol» (23,16%), «las dificultades para encontrar trabajo en un futuro» (21,32%) y «los conflictos y la delincuencia» (20,22%), son los principales problemas que ven en su área de residencia.

En lo concerniente a la valoración que el alumnado realizó sobre las diferentes temáticas sociales propuestas, que fueron puntuadas de uno a cuatro siendo el valor más bajo «no me preocupa nada» y el más alto «me preocupa mucho», cabe decir que el ítem más destacado fue el relacionado con «las dificultades para encontrar trabajo en un futuro», con una puntuación media de 3,67, seguido de «las desigualdades de género, el machismo y la violencia machista» (3,53) y «el racismo (discriminación a otras razas o etnias)» (3,39). Llama la atención que el asunto al que los menores otorgaron una importancia menor fue «la presión social para tener un aspecto físico atractivo», con una puntuación media de 2,13.

Para la elaboración del muestreo se contó con la participación de los dos centros educativos de la zona, así como con otros centros de educación primaria que, quedando fuera de los límites del barrio, albergaban a gran parte de alumnado residente en el mismo, ya que el CEIP de referencia se hallaba «alarmantemente» por debajo de su capacidad , con un total de nueve alumnos entre 5º y 6º curso de Primaria.

FICHA TÉCNICA DE LA ENCUESTA

FECHAS: Septiembe-Octubre 2018.

UNIVERSO: Alumnado desde 5º de Primaria a 4º de Enseñanza Secundaria Obligatoria residente en la zona y proveniente de diversos centros educativos (CEIP Antonio Machado, CEIP Las Albarizas, CEIP Miguel de Cervantes, CEIP Rafael Fernández Mayoralas e IES Victoria Kent).

MARCO MUESTRAL: Total de 621 alumnos. Muestra: 272 personas respondieron finalmente a la encuesta.

ERROR MUESTRAL: 4,4% para un nivel de confianza del 95%.

MÉTODO: Presencial.