Otra madrugada de angustia por el fuego por un incendio ya extinguido en Benahavís

El incendio se prolongó durante toda la noche del sábado al domingo. /SUR
El incendio se prolongó durante toda la noche del sábado al domingo. / SUR

El siniestro se declaró después de las once de la noche en un paraje junto a La Zagaleta y no pudo ser controlado hasta las siete de la mañana

ISABEL MÉNDEZ MálagaHÉCTOR BARBOTTA Marbella

Marbella y su zona de influencia han vuelto este fin de semana unas horas de angustia a causa de las llamas. Un incendio que se declaró en la noche del sábado en Benahavís, concretamente en el paraje de Sierra Palmitera, obligó a movilizar a más de 70 efectivos del Infoca, además de otros medios. El dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía (Plan Infoca) dio por extinguido el incendio este domingo por la tarde, sobre las 19.30 horas.

Según informaron a este periódico desde el Infoca, los primeros avisos para alertar del siniestro se recibieron a las once de la noche. En la zona trabajaron para tratar de apagar el fuego un total de 73 bomberos forestales, tres agentes de medio ambiente, dos técnicos de operaciones, una unidad médica de incendios forestales y cinco autobombas de Infoca, a los que se les unieron tres dotaciones de bomberos de Marbella, una del Consorcio Provincial de Bomberos una cuba del Ayuntamiento de Benahavís así como efectivos de la Guardia Civil de Tráfico y Policía Local de Benahavís.

Tres dotaciones de los bomberos de Marbella colaboraron en las labores de extinción

Pasada la una de la mañana las perspectivas comenzaban por fin a ser favorables y los medios desplegados se afanaban por poder estabilizarlo lo antes posible, consiguiendo su objetivo a la 1.20 horas, según informaron desde el Infoca.

No fue hasta las siete de la mañana cuando el incendio pudo darse por controlado, aunque durante el resto del día prosiguieron las labores para el remate y liquidación del fuego.

Bomberos de Marbella trabajan en la extinción.
Bomberos de Marbella trabajan en la extinción. / SUR