El legado musical más desconocido

La profesora María Testa, durante la clase de uno de sus cursos./SUR
La profesora María Testa, durante la clase de uno de sus cursos. / SUR

El curso 'Mujeres Compositoras' descubre las voces femeninas más relevantes de todos los tiempos

Andrea Jiménez
ANDREA JIMÉNEZ

El legado de Wolfgang Amadeus Mozart es conocido en todo el mundo, pero pocos saben que algunas de sus obras fueron escritas por su hermana, Marianne (Nannerl) Mozart. Este es el objetivo del curso 'Mujeres Compositoras': descubrir a las mujeres más importantes dentro del legado musical, en un recorrido por sus vidas y sus composiciones.

El curso, organizado por 'Música con Encanto', comenzará el 17 de septiembre y será impartido por la pianista y musicóloga María Testa, también directora artística de este proyecto de divulgación musical.

EL CURSO

uFecha
Del 17 de septiembre al 29 de octubre.
uLugar
Escuela Universitaria Les Roches Marbella (Urbanización Lomas de Río Verde. Avenida Istán, Km. 1 , s/n)
uHorario
Martes de 18.30 horas a 20.00 horas.
uPrecio
140 euros.
uInformación y reserva de plazas
689 000 944 y 654 013 232.

En total, se presentará a unas 15 mujeres, descubriendo tanto su vida personal como su faceta de intérpretes y compositoras. El legado musical de todas ellas se extiende desde la Edad Media hasta la actualidad. «Queremos sensibilizar sobre el trabajo que ha hecho la mujer, que se ha abierto camino dentro de la música, al igual que en todos los ámbitos, como el político o el científico. Es un homenaje a esas mujeres que no lo pudieron hacer en su época», explica Testa.

El curso recorre las composiciones y la historia de 15 mujeres de diferentes épocasEste legado musical se extiende desde la Edad Media hasta la actualidad

Todas estas compositoras son mujeres muy diferentes en su ámbito personal, en su carácter, su educación y sobre todo en su obra, según apunta la profesora. «Encontramos música sinfónica, vocal o de instrumentos solistas. Tienen un gran componente dentro de la música para voz, tal vez por esa propia cuestión personal que han sufrido, al estar más silenciadas tienen una preocupación especial en sus obras en lo que tiene que ver con la voz humana», subraya.

A la hora de buscar documentación de cara al curso, Testa ha recabado información con cierta facilidad, ya que «la mujer tiene un poco más de visibilidad, y el trabajo de todas las pioneras que no pudieron desarrollar su carrera como compositoras ha salido a la luz gracias a este desarrollo de la sociedad». Aún así, considera que hay «un porcentaje bajísimo» de programaciones musicales con obras de mujeres compositoras en la actualidad.

Paseo histórico

Dentro del paseo histórico por las mujeres compositoras más relevantes de todos los tiempos, Testa asegura que muchas de ellas vivieron situaciones muy difíciles, «en las que los hombres acallaron sus voces». Prueba de ello es el período romántico, con las «grandes esposas», como Clara Wieck y Alma Schindler.

En el caso de Schindler, su aventura musical acabó tras casarse con el compositor Gustav Mahler, «ya que la condición primordial de ese matrimonio fue que ella dejara de componer, porque no podía haber dos músicos en casa», explica la profesora.

Una situación similar fue la de Clara Wieck, una pianista que acabó sepultada bajo la sombra de su marido, el reconocido compositor Robert Schumann. Según recuerda Testa, el regalo de Schumann a su esposa tras su boda fue un libro de cocina. «Clara se dedicó a cuidar de sus siete hijos y a divulgar la obra de su marido. Es una prueba más de las vidas que fueron silenciadas y que escondían mucha creatividad».

Hildegard von Bingen fue una de las primeras mujeres compositoras, científica y filósofa que se conoce. En su caso, tuvo que tomar los hábitos para poder desarrollar su carrera. Testa asegura que en la Edad Media la mujer debía tomar los hábitos o casarse. Esta compositora decidió lo primero, y desde la Iglesia le fue bastante mas fácil desarrollar su arte. «Es una decisión vital muy importante, pero fue la que tuvo que tomar para poder desarrollar su carrera sin ser la mujer de nadie», explica.

Otro claro ejemplo es Marianne (Nannerl) Mozart, hermana de Wolfgang, cuya carrera fue interrumpida por su padre, «en función del virtuosismo que quería mostrar por el pequeño Mozart». De esta forma, su hermana mayor quedó fuera del mundo musical y se dedicó completamente a la enseñanza en sus últimos años de vida, según explica la profesora del curso.

Barroco

Junto a estas mujeres, se recordará a Barbara Strozzi y Francesca Caccini, del Barroco, o a compositoras del siglo XX como Sofia Gubaidulina, Meredith Monk y Kajia Saariaho. El toque actual lo pondrá la compositora algecireña Diana Pérez Custodio, una de las figuras más importantes de la música contemporánea en Europa, según asegura Testa. «Es compositora de música electroacústica, performance y óperas, y sus trabajos son estrenados y representados en los países más vanguardistas de Europa, grandes programadores y divulgadores de la música contemporánea internacional, como Alemania, Francia y Austria», explica la profesora.