Lectura entre ahogadillas

Servicio de biblioteca en la piscina. :: ch. márquez/
Servicio de biblioteca en la piscina. :: ch. márquez

Estepona pone en marcha la 'Bibliopiscina' en Santo Tomás

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El verano y las vacaciones invitan a la lectura. Las playas y las piscinas son lugares idóneos para leer entre chapuzón y zambullida. En Estepona ya no hay excusa para echar mano de un libro porque el Ayuntamiento ha puesto en marcha la 'Blibliopiscina', la biblioteca al borde de la piscina.

Si el veraneante no va a la biblioteca municipal, la biblioteca viene a la piscina. Esta iniciativa se llevará a cabo durante todo el verano en la piscina municipal de Santo Tomás, que es utilizada por más de 4.000 usuarios durante la temporada estival.

El concejal de Deportes, Adrián Trujillo, explicó ayer que este servicio se prestará todos los lunes desde las 12.00 de la mañana hasta las 14.00 horas de la tarde en colaboración con la Biblioteca Municipal y la delegación municipal de Deportes.

Trujillo recalcó que la piscina de Santo Tomás es una de las instalaciones municipales más visitadas durante el verano, «por lo que hemos querido acercar los libros a los más jóvenes y a los adultos que pueden disponer de más tiempo para la lectura durante estas fechas».

Además de poder leer en las instalaciones de la piscina, los usuarios podrán llevarse los libros a sus casas si rellenan una solicitud de préstamo, tal y como sucede en la Biblioteca municipal. En la Bibliopiscina también se pondrá a disposición de los ciudadanos la prensa diaria y revistas de actualidad.

En cuanto al catálogo de libros que se ofrecerá, Trujillo adelantó que habrá títulos de diferentes géneros y destinados a todas la edades, e incluso se ofrecerá literatura en otros idiomas, ya que estas instalaciones también son frecuentadas por personas de distintas nacionalidades. Asimismo, se ofrecerá a los usuarios la oportunidad de tramitar el carnet para utilizar en la Biblioteca Municipal.

 

Fotos

Vídeos