El juzgado de lo social ordena una nueva readmisión de una trabajadora afectada por el ERE

El magistrado no tiene en cuenta la antigüedad de otros compañeros en distintas categorías profesionales dentro del Ayuntamiento

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Juzgado de lo Social número 1 de Málaga ha estimado la demanda de una trabajadora despedida durante el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del Ayuntamiento de Estepona, que tenía categoría de conserje, y ha ordenado al Ayuntamiento su readmisión.

La sentencia, a la que ha tenido acceso SUR, declara el despido improcedente al entender que se tuvo en cuenta como criterio general la menor antigüedad dentro de cada categoría profesional para seleccionar a los trabajadores que iban a ser despedidos. Por delante de la demandante había otros trabajadores con mayor antigüedad pero en otras categorías y no en la de conserje. Por lo que el magistrado considera «improcedente» el despido.

Por otra parte, la demandante, además de su cargo de conserje empezó a prestar servicios en el Ayuntamiento de Estepona, desde 2011, como monitora de flamenco en cursos organizados por el Consistorio.

El Consistorio anuncia que recurrirá y afirma que ya cuenta con 54 sentencias favorables

El Ayuntamiento alegó en la carta de despido que «el programa de formación de cante flamenco también será suprimido, por lo que las funciones formativas que usted también venía asumiendo durante gran parte del año, desaparecen igualmente, siendo por tanto innecesario el mantenimiento de su contrato de trabajo». Sin embargo la sentencia recoge que «se ha acreditado que esta actividad tampoco desapareció, al menos, el año siguiente. Por tanto esta causa alegada en la carta tampoco se correspondía con la realidad».

Por todas estas razones, la sentencia falla la readmisión de la trabajadora y el abono de los salarios desde la fecha del despido hasta su readmisión.

Desde el Ayuntamiento de Estepona aclaran que esta sentencia no es firme y que la van a recurrir, «al igual que en el resto de casos». El Ayuntamiento añade que ha ido obteniendo nuevas sentencias favorables en relación al ERE, en total 54: 34 sentencias favorables en primera instancia, 18 sentencias del Tribuna Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que ratifican el fallo favorable; y dos sentencias firmes del Tribunal Supremo que dan la razón al Ayuntamiento. Junto a esto, hay 43 acuerdos de conciliación con los trabajadores.

Frente a esto hay 10 sentencias desfavorables al Ayuntamiento en primera instancia y cuatro desfavorables en el TSJA.

Cinco trabajadores afectados por el ERE con sentencias favorables han sido readmitidos, están cobrando sus nóminas, aunque están «exonerados» de trabajar. El equipo de gobierno mantiene que «habida cuenta de que hasta en tanto no se produzca una modificación sustancial de la actual situación de la organización del servicio no existen tareas que encomendarles».

El comité de empresa del Ayuntamiento y el sindicato CCOO han calificado de «ilógico e irrazonable» que estos trabajadores no estén prestando servicio pese a estar cobrando. El comité de empresa ha registrado una petición para que estos empleados sean asignados a sus puestos dado que existe «una necesidad de personal por carga de trabajo y porque su productividad ya no tiene más coste». Desde CCOO han cifrado en unos 50.000 euros mensuales el desembolso que realiza el Ayuntamiento por estos trabajadores .

A ello hay que sumar 16 trabajadores del Servicio de Ayuda a Domicilio que también fueron despedidos y tras su batalla judicial han recuperado sus puestos. También están cobrando, sin prestar servicio alguno. En este caso, el gasto para el Ayuntamiento asciende a un millón de euros.