La Junta prevé incluir el tren en el Plan de Ordenación Territorial de la Costa del Sol

Morente, junto a la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y la edil Kika Caracuel/Josele
Morente, junto a la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y la edil Kika Caracuel / Josele

El director general de Urbanismo inicia una ronda de contactos con todos los municipios del litoral

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El nuevo Plan de Ordenación Territorial de la Costa del Sol incluirá en sus soluciones para la movilidad los estudios realizados por el Ministerio de Fomento para conectar Marbella y Estepona con la red ferroviaria. El director general de Urbanismo de la Junta, José María Morente, considera que aunque es temprano para adelantar propuestas, existe un estudio informativo del Ministerio de Fomento sobre el tren litoral entre Fuengirola y Estepona que tendrá que ser incluido en el nuevo documento.

Morente, que ha iniciado una ronda de contactos con todos los municipios del litoral, considera no obstante que las propuestas deberán salir de los ayuntamientos. «Mientras no nos hayamos reunido con todos los ayuntamientos y hayan opinado todos no haremos propuestas», advirtió.

El anterior documento inicial del POT de la Costa del Sol, elaborado con la administración socialista, no preveía reserva de suelo para la llegada del tren y contemplaba como soluciones al problema de la movilidad la liberalización de la autopista y un tren ligero o tranvía en el actual trazado de la autovía.

En relación a la autopista, Morente señaló que es necesario que tenga más conexiones y aseguró que debe analizarse su posible liberalización o si se subvenciona. «Hay que aprovecharla -dijo-, no puede estar sobrecargada la A7 y sin tráfico la AP7 porque tiene unos precios prohibitivos». En su opinión, se trata de una infraestructura que ha sido muy costosa y que no está resolviendo los problemas territoriales de movilidad. «Los atascos en la Costa son tremendos y los sufrimos todos», recordó.

En cuestión de movilidad, según explicó, existe actualmente una estructura de peine en el que para trasladarse de una urbanización a otra hay que bajar hasta la autovía y no existen las conexiones transversales, por lo que la misma vía absorbe tanto los desplazamientos de corta distancia como los de larga distancia.

La Dirección General de Urbanismo de la Junta de Andalucía está elaborando actualmente un nuevo Plan de Ordenación Territorial de la Costa del Sol (POTCSO) después de que el anterior fuera anulado en los tribunales por la falta de un informe de género y que al retomarse su redacción no se contara con los ayuntamientos de la zona, según explicó Morente este martes en Marbella. La actual administración autonómica, aseguró, ha cambiado esa hoja de ruta. «Si un plan de la Costa no está asumido por los ayuntamientos de la zona, no tiene futuro», afirmó tras reunirse con la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz. El nuevo POTCSO se aprobará, según aseguró, antes de que acabe la presente legislatura autonómica. En unos tres meses, según sus previsiones, estará terminado el primer documento de alcance, a lo que seguirá el resto de la tramitación hasta su publicación.

Morente señaló que aunque los planes territoriales están por encima de las ordenaciones locales, si no están aceptados por los ayuntamientos nunca llegan a ejecutarse y son fuente de conflictos. Por eso, aseguró, el documento que se ha enviado a los ayuntamientos antes de las elecciones fue solamente un informe diagnóstico, y se ha esperado a abrir una ronda con los municipios a que estuvieran constituidos los nuevos gobiernos. «Si las propuestas no salen de los ayuntamientos, el plan no tiene sentido», subrayó.

En su opinión, aunque se traten de competencias que corresponden a la Junta, si el plan territorial no da respuesta a los problemas que plantean los ayuntamientos no le sirve a estos ni tampoco a la propia Junta. «Hay que hacer un Plan que le sirva a la región, a la Costa del Sol y a los ayuntamientos», explicó.

Morente destacó que aunque un plan de ordenación territorial «no es la panacea», puede ofrecer soluciones a los problemas de la Costa del Sol que desbordan la escala municipal. Por ello, explicó, lo que se está haciendo en estas reuniones es pedir a los ayuntamientos que pongan sus problemas encima de la mesa para que queden reflejados en el documento inicial. «Si este documento nace consensuado con todos los ayuntamientos de la Costa, tendrá mucho futuro», afirmó.

PGOU de Marbella

Para la aprobación del nuevo PGOU de Marbella, la administración autonómica tiene previsto aplicar una fórmula similar a la del POT. Morente indicó que frente al diseño anterior, en el que los planes generales llegaban a la Junta de Andalucía ya elaborados, la nueva hoja de ruta establece la celebración de reuniones periódicas durante el mismo proceso de elaboración. «La administración autonómica no está para examinar a nadie -dijo-, porque la mayor parte de las decisiones que van en un Plan General son de competencia municipal, algo que hasta ahora no se ha entendido».

Según afirmó, tan sólo un cinco o un diez por ciento de los temas que debe resolver el PGOU exceden el ámbito local y sólo en ellos debe intervenir la Junta. «Hasta ahora no es la lectura que se ha venido haciendo desde la Junta, pero sí es la que se va a hacer ahora», advirtió.

Morente indicó que la situación que se ha vivido, con la anulación del PGOU de 2010, fue compleja, pero actualmente el escenario «es pacífico» tras la aprobación del texto refundido y su adaptación a la Ley del Suelo.

En relación a las viviendas irregulares, Morente recordó que la Junta ha elaborado un decreto que va a salir en septiembre y que será en el nuevo PGOU -al margen de la cuestión judicial que va por un cauce diferente- donde se decida si esos inmuebles encajan en el modelo territorial del Plan. «Si encajan, se propondrá la incorporación de esas viviendas y si no encajan, no»