La Junta pide regular las viviendas de uso turístico con una normativa estatal

La Junta pide regular las viviendas de uso turístico con una normativa estatal

Málaga cuenta con más de 32.000 pisos de uso vacacional, una cifra muy por delante de Cádiz, que ocupa el segundo puesto con 8.000 apartamentos

Andrea Jiménez
ANDREA JIMÉNEZMarbella

Los pisos turísticos se han convertido en un fenómeno global que ha crecido exponencialmente en los últimos años. Este nuevo modelo es uno de los grandes retos del sector, que busca crear una normativa común para regularlos. La provincia de Málaga cuenta con el mayor número de apartamentos de uso turístico de Andalucía: ya hay más de32.000 viviendas registradas. Le sigue de lejos Cádiz, que ostenta la segunda posición en este ranking con casi 8.000 pisos vacacionales. La delegada territorial de Turismo de la Junta de Andalucía, Nuria Rodríguez Cubero, ha sido la encargada de anunciar estos datos, en la primera jornada de los cursos de verano de la Universidad de Málaga, celebrados en el Palacio de Congresos de Marbella. «Lideramos el turismo en Andalucía, y sin duda estas viviendas vacacionales han venido a sumar», ha explicado.

Estos apartamentos turísticos ya aportan unas 170.000 plazas de alojamiento en la provincia de Málaga, que arrojan datos relevantes con respecto al año pasado: 4,4 millones de viajeros se hospedaron en este tipo de pisos en Andalucía, como ha confirmado la delegada, que ha participado en una de las mesas redondas del curso 'Las viviendas de uso turístico: hacia un nuevo modelo', destinado a reflexionar sobre los impactos positivos y negativos de las mismas. «El perfil del visitante alojado en estos apartamentos suele ser un cliente joven y en familia, con un gasto diario que ronda los 60 euros», ha subrayado Rodríguez Cubero, que ha recordado la importancia de regular estos espacios mediante una normativa a nivel estatal. «Tenemos que seguir un criterio único, para establecer unas normativas básicas en todas las comunidades».

La Junta ya dispone de un registro en el que se deben incluir este tipo de alojamientos, aunque no es obligatorio si la vivienda no se publicita. «No podemos hacer nada más, por eso pediremos una normativa estatal al nuevo Gobierno nacional, pero hay que hacerlo sin prisas, sentándonos y escuchando las necesidades de todas las autonomías», ha comentado.

Cada día se registran entre 25 y 50 nuevas viviendas turísticas, cifra que sube en verano. «Es un mercado que va en alza, sin duda», ha explicado la delegada, acompañada en la mesa redonda por Laura de Arce, directora de Turismo del Ayuntamiento de Marbella, quien ha asegurado que existen diferencias con respecto a las viviendas turísticas situadas en esta ciudad de la Costa del Sol. «El número de apartamentos turísticos es mayor que en Málaga capital, pero son espacios más residenciales, casas de seis plazas como mínimo, muy centralizadas en Nueva Andalucía y Las Chapas, con un cliente de mayor poder adquisitivo».

Aunque el concepto de vivienda turística es algo diferente en Marbella, De Arce también ha subrayado la importancia de regular estos espacios. «Una normativa conjunta impedirá la masificación turística y beneficiará al ciudadano».

Carlos Romero, director de I+D+i de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (SEGITTUR) completaba esta mesa redonda y ofreció una ponencia relacionada con las nuevas tecnologías. «Las plataformas online le han dado mucha visibilidad a una gran cantidad de inventario. Esto anima a cualquier persona a publicar su habitación o apartamento, y desborda la capacidad del gestor municipal de regular estos espacios, que eran de uso privado y se convierten de manera instantánea en un recurso público», ha explicado Romero.

Asimismo, también ha recordado el gran reto que supone para el mercado turístico la gran cantidad de competidores, con un nivel de concentración mayor. En este sentido, ha afirmado que la plataforma más importante hoy en día es 'Booking', tradicionalmente asociada al mundo hotelero. «Tiene una gran referencia de apartamentos vacacionales, y se ha posicionado por delante de 'Airbnb'».

El uso de las tecnologías en el sector turístico se ha convertido en una parte esencial, pero puede jugar un doble sentido según el rol que asumas: el de vecino o el de turista. Esta idea es la que ha marcado la ponencia de Antonio Guevara, director del curso y decano de la Facultad de Turismo de Málaga, que ha reflexionado sobre cómo la tecnología ha influido en los comportamientos y los cambios de modelos. «Hay características y efectos muy difíciles de controlar. Cuando vas de vacaciones, adquieres el rol de turista, pero hay ciertas cosas que no querrías que ocurrieran en tu ciudad».

La regulación de las viviendas de uso turístico será uno de los puntos principales a desarrollar en este curso, que continuará hasta el próximo día 4 de julio. Cada una de las jornadas se ha dividido en diferentes temáticas. La transformación digital y su importancia dentro de los modelos de negocio ocupó la primera sesión del curso,mientras que hoy llegará el turno de la legislación nacional, con varias mesas redondas sobre el futuro de la regulación en la que participarán representantes de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) o de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT). Por último, la tercera jornada se centrará especialmente en el impacto de estas viviendas en Marbella y sus características.

En este curso participan grupos turísticos, hoteleros, arquitectos, profesionales del derecho o del urbanismo y asociaciones de vecinos, según ha confirmado el director del mismo. «Son casi 50 inscritos, que aportan visiones distintas de cada uno de los ámbitos. Es el curso más demandado, ya es un tema de total actualidad que todo el mundo está deseando debatir».

Más de 250 alumnos participan en los cursos de verano de la UMA en Marbella

Infancia, series, cambio climático, turismo, alzheimer, diversidad sexual... Los cursos de verano de la UMA han traído a Marbella todo tipo de temas de actualidad, que han llamado la atención de más de 250 personas. Ayer arrancó la duodécima edición de este evento en la ciudad, que se desarrollarán hasta el próximo viernes en el Palacio de Congresos de Marbella, con una programación que incluye seis cursos y dos talleres, por los que pasarán casi 100 ponentes.

«Vemos series por encima de nuestras posibilidades. Consumimos demasiadas, quizás más de las que podemos procesar. Tenemos que ser más críticos y elegir mejor». Esta es una de las frases que se escuchó ayer en el curso 'Las series televisivas: anatomía de un monstruo', pronunciada por Carlos Marañon, director de la revista Cinemanía, que analizó el cambio en los hábitos de consumo de formatos audiovisuales y las producciones de ficción que triunfan en la actualidad.

Por otra parte, el curso de 'Riesgos de una sociedad radicalizada', ha contado con la presencia de Amadeu Recasens, comisionado de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, que se mostró rotundo sobre los retos actuales de España en materia de seguridad: «Es necesario crear un nuevo modelo de seguridad. Hay que hacer cambios radicales, establecer un sistema de coordinación entre policías y reformar la normativa en esta materia porque está obsoleta, las sociedades cambian rápidamente y hay que adaptarse a ellas».

La problemática del agua se debatió en el curso dedicado a este tema con la ponencia de Luis Martínez Cortina, consejero técnico en la Dirección General del Agua, perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica, que expuso los desafíos que debe cumplir la planificación hidrológica en España de acuerdo a la directiva europea del marco del agua. «El principal reto es alcanzar el buen estado ecológico y químico de todas las masas de agua, ya que ahora solo llegamos al 65 por ciento de masas en buen estado».

Todos los cursos han sido organizados por la Fundación General de la UMA, en colaboración con el Ayuntamiento de Marbella, que ayer inauguró los cursos junto a representantes de las empresas participantes. En dicho acto participaron Yolanda García Calvente, vicerrectora de Personal Docente e Investigador de la UMA; Carmen Díaz, directora general de Cultura, Educación y Patrimonio de Marbella; Antonio Mª Lara, director académico del Área de Investigación, Empleo y Empresa de la FGUMA; Aurora Martínez, responsable de Instituciones Almería, Málaga y Melilla Banco Santander, y Ángeles Arias, directora de Zona Málaga Occidental Cajamar.