El juez instructor archiva el 'caso PGOU', que no se remitirá al Tribunal Supremo

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, y Javier de las Cuevas (ya fallecido) en el pleno. :: josele-lanza/
La alcaldesa, Ángeles Muñoz, y Javier de las Cuevas (ya fallecido) en el pleno. :: josele-lanza

Considera que no existen indicios de delito y que Ángeles Muñoz no tuvo intervención en la redacción del acta del pleno donde se aprobó el documento

HÉCTOR BARBOTTA MARBELLA.

Ya no hay 'caso PGOU'. El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella ha ordenado el archivo del conocido como 'caso PGOU', en el que se investigaba una posible falsedad en las actas del pleno municipal en el que se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Marbella de 2010. El magistrado considera que tras las pruebas testificales realizadas no se aprecia indicio de hecho delictivo alguno. Además concurre la circunstancia del deceso el pasado febrero del vicesecretario municipal, Javier de las Cuevas, funcionario responsable de la redacción del acta. Tras ese fallecimiento y quedando como única denunciada la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, quedaba por determinar si la causa debía ser remitida al Supremo, dada la condición de aforada de la regidora ya que ocupa un escaño en el Senado.

La causa, en la que se perseguía determinar si el acta del pleno reflejaba lo sucedido en esa sesión -y concretamente si los ediles habían sido informados del cambio a última hora de 22 de los 71 planos incluidos en el expediente- se inició tras una denuncia del fiscal, a la que se sumó posteriormente como acusación el Grupo Municipal Socialista. Además de De las Cuevas fueron denunciadas Ángeles Muñoz y la exedil de Urbanismo, Alba Echevarría. La primera no fue imputada por su condición de aforada, al ser senadora, y la segunda fue apartada del caso al ser sobreseída su imputación. Tras tomar declaración a las partes implicadas, el juez ordenó hace un año el archivo, pero ambas acusaciones recurrieron ante la Audiencia Provincial de Málaga, que ordenó su reapertura y que se tomaran nuevos testimonios para determinar si se había producido una falsedad por imprudencia.

Ahora, el juez vuelve a archivar el procedimiento, por lo que la causa no irá al Supremo en contra de la opinión del fiscal.

La funcionaria que transcribió el acta declaró que no recibió instrucciones de Muñoz

Grabación

En la resolución, contenida en un auto dictado el pasado lunes y al que ha tenido acceso este periódico, el magistrado indica que del visionado de la grabación del pleno se puede concluir que durante la sesión sí se hizo referencia «en mayor o menor medida» al escrito relativo a la suspensión de licencias y modificaciones de los planos del PGOU realizado por el equipo redactor a instancias de la Junta de Andalucía.

El instructor recuerda que en el procedimiento se trata de determinar si existen indicios o no de responsabilidad de Ángeles Muñoz en la posible falsedad del acta. «Como ya ha señalado este instructor en sus diferentes resoluciones -indica el escrito- no se aprecia la existencia de hecho delictivo alguno, pero aún así y dado el fallecimiento del investigado y denunciado, señor De las Cuevas, debe determinarse si en el caso de haberse producido dicha falsedad,como sostiene el Ministerio Fiscal, la señora Muñoz ha tenido intervención alguna en esa posible falsedad».

El juez relata que en la prueba testifical practicada a las funcionaria encargada de la transcripción del acta, ésta negó haber recibido en alguna ocasión, indicación alguna de la alcaldesa respecto a la redacción de las actas. «Añadió que las redacciones de las actas se hacen en función de las indicaciones del secretario, que ella y sus compañeras transcriben lo que se va diciendo en el pleno y la documentación anexa de la misma es la que le aporta el secretario y dice que pongan». La funcionaria explicó también que los documentos aportados al expediente no se leen en el pleno ni en las juntas, pero se transcriben en el acta. Asimismo, el juez subraya la falta de intervención de la alcaldesa en la redacción de las actas, «ya que ello no ha quedado ni mínimamente acreditado en el presente caso».

De esa manera, al no apreciarse intervención alguna por parte de Ángeles Muñoz en los hechos denunciados «ni la existencia de indicio alguno que permita individualizar su presunta actividad delictiva, al no constar mínimamente acreditado que la misma tuviera alguna intervención en la elaboración, redacción o preparación del acta en cuestión, ni que diera instrucción alguna en uno u otro sentido en su configuración, debe denegarse la petición de remitir la presente al Tribunal Supremo, procediendo al sobreseimiento de las presentes actuaciones», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos