El instituto provisional de Xarblanca abrirá el lunes con algunas deficiencias

Las obras continúan a un ritmo frenético par llegar a tiempo al lunes /Charo Márquez
Las obras continúan a un ritmo frenético par llegar a tiempo al lunes / Charo Márquez

La Asociación de Padres del Vargas Llosa duda de que las condiciones sean «óptimas» para acoger a los 110 niños que estudiarán en el centro

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZMarbella

Hace escasamente una semana pocos apostaban por que estuviera terminado el instituto provisional de Xarblanca. Pero en siete días la Junta de Andalucía ha cumplido, aparentemente, su compromiso y ha creado un centro de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en una parcela anexa al polideportivo Leonardo Terol donde sólo había matorrales e insectos.

El lunes comenzarán el curso en este centro 110 alumnos, el 97 por ciento procedentes de los CEIP Xarblanca y Mario Vargas Llosa y el resto de traslados o nuevas inscripciones. Las puertas, que todavía se estaban instalando, abrirán a las 13.00 horas para aprovechar la mañana para seguir trabajando en un centro al que todavía presenta algunas deficiencias.

Desde la jefatura de estudios señalan que aún quedaba por concluir la instalación eléctrica, rematar los baños, la limpieza interior de los módulos prefabricados, el recrecimiento del muro perimetral y un acceso adecuado a las pistas deportivas, sobre todo con espacio para alumnos con alguna discapacidad. Recalcan que «aunque con algunas deficiencias», el curso comenzará el lunes.

Los padres de los alumnos de este centro no se muestran tan optimistas. «Se han dado prisa, pero las condiciones no van a ser las óptimas», apunta Jorge Gil, portavoz del Ampa La Florida del CEIP Mario Vargas Llosa. Advierten que no están concluidas las acometidas de agua y que el centro carece de contador propio de luz, por lo que se engancharán a la instalación del polideportivo. «No sabemos si cuando conecten los aires acondicionados de las clases la instalación saltará», lamenta.

También se quejan de la estrechez del acceso desde las aulas a las pistas deportivas del polideportivo, que los alumnos utilizarán para los recreos y para las clases de Educación Física, pues dispondrá de estas pistas en horario de 08.00 a 15.00 horas. «Los niños van a tener que rodear las prefabricadas por un pasillo de 80 centímetros», alerta Gil, al tiempo que explica que han propuesto a la dirección de obra que se abra en este muro de separación una puerta de mayor amplitud.

El Ampa también ha solicitado que el Ayuntamiento instale en la parte delantera de las aulas toldos para crear zonas de sombra hasta que pueda acometerse el proyecto comprometido por la Junta para cubrir este espacio. «Nos bastaría con la colocación de toldos, como los de la feria, para poder hacer uso de esta parte delantera», comenta el portavoz de los padres. La presión de estos ha logrado que la Junta haya cambiado el albero previsto para los accesos y la zona delantera del instituto por zahorra

El lunes comenzará el curso oficial. En Marbella lo harán 6.371 estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria en 20 centros docentes, y 1.826 de Bachillerato en 13 centros que imparten estas enseñanzas. En Estepona serán 3.550 alumnos los que cursarán la ESO en ocho centros docentes y 820 en seis centros que imparten Bachillerato

El nombre del centro a la espera del Consejo Escolar

El instituto provisional de Xarblanca tendrá que seguir denominándose así pues carece de nombre oficial. El Ampa La Florida se refiere al mismo como Instituto de Secundaria SESO (Sección de la ESO) pues se concibe como una prolongación de Educación Secundaria de los CEIP Vargas Llosa y Xarblanca . Será necesario que el centro comience a funcionar para que se constituya el Consejo Escolar que decidirá finalmente el nombre.

Aunque los padres de los alumnos de este centro confían en que la Junta de Andalucía cumpla los plazos para la construcción del nuevo instituto de Las Chapas y que en dos años sus hijos puedan estudiar y concluir la etapa de Secundaria en un nuevo edificio.

Recuerdan que estos mismos alumnos ya estuvieron en su etapa de educación Infantil en barracones «y es una situación injusta que nueve años después vuelvan a prefabricadas cuando las administraciones sabían que esta situación iba a llegar y no han hecho nada en estos años», reprochan. La directora general de Cultura y Enseñanza del Ayuntamiento, Carmen Díaz, está convencida de que el plazo de 18 meses, establecido por la Junta para construir el nuevo centro, se cumpla, «aunque algunos me llamen crédula», apostilla. Recuerda que ya se ha licitado el proyecto. El nuevo instituto, que irá en una parcela junto al Hospital Costa del Sol dispondrá de 480 puestos escolares de Secundaria y 140 de Bachillerato y cuenta con un presupuesto de unos 6,6 millones de euros.