La incertidumbre sobre el Brexit genera dudas sobre cómo afrontar la promoción turística

El foro del Turismo de Marbella, reunido este miércoles/Josele
El foro del Turismo de Marbella, reunido este miércoles / Josele

El Foro de Turismo de Marbella afronta una nueva etapa con el mercado británico en el centro del debate

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Hay que hacer algo, pero todavía no está muy claro qué. La salida del Reino Unido de la Unión Europa plantea un doble desafío para Marbella. Los británicos son el principal mercado turístico de la ciudad pero también suponen la primera comunidad extranjera en número de residentes. Con la incertidumbre todavía acerca de en qué términos se producirá la ruptura, las dudas afectan a cómo hay que afrontar la nueva situación.

La vertiente turística de este asunto fue uno de los temas que ha abordado este miércoles el Foro de Turismo de Marbella, que se ha reunido por primera vez desde el inicio de la actual legislatura municipal.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, reconoció la amenaza que supone el Brexit y que sería una irresponsabilidad no asumir las consecuencias que puede tener. «También es cierto que depende de cómo se aplique», matizó, y mostró su confianza en las medidas que se puedan aplicar tanto desde el Gobierno como desde la Junta de Andalucía.

Muñoz recordó la gran cantidad de británicos que tienen a Marbella como primera o segunda residencia y que sienten preocupación por los servicios públicos que se puedan ver afectados.

La alcaldesa explicó que por ello es muy importante cómo se desarrolle la próxima edición de la feria turística World Travel Market (WTM) y lamentó que su celebración coincida con la última semana de la campaña de las próximas elecciones generales. No obstante aseguró que el Ayuntamiento de Marbella se va a volcar. «Es nuestra obligación y nuestra responsabilidad», dijo.

Independientemente de la WTM, Muñoz destacó la necesidad de realizar más campañas promocionales en el Reino Unido, que estarán centradas en las redes.

El foro, que reúne a represenantes del sector empresarial aglutinados en el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) Marbella, tuvo desde el año pasado como uno de sus principales objetivos la creación de una oficina autónoma para el posicionamiento de la marca Marbella denominada 'Marbella Branding Office' (MBO) gestionada por el CIT y que iba a ser financiada con fondos correspondientes al dinero transferido por el Estado y procedente del cobro de las multas por la sentencia del 'caso Malaya'.

Ángeles Muñoz, ha explicado que parte del millón de euros previsto originalmente para ese fin ha sido consignado para solventar la candidatura de Marbella como sede del campeonato de España de golf femenino y de la Copa Solheim, un evento internacional que según Muñoz supone uno de los acontecimientos con mayor repercusión mediática en Europa y América de ese deporte.

Muñoz aseguró poco antes de iniciarse el foro que habrá una partida de 250.000 euros que se incluirá en los próximos presupuestos para la cofinanciación de la 'Marbella Branding Office'.

La alcaldesa explicó que existen dificultades para aplicar administrativamente la primera opción de financiación, por lo que se ha optado por destinar el millón de euros procedentes de las multas a distintas actuaciones de promoción consensuadas con el CIT, entre las que se incluyen también algunas actuaciones en el marco de Fitur.

La oficina de la marca Marbella, aseguró, tendrá partidas presupuestarias que se consignarán en el próximo ejercicio. «El secretario y el interventor determinarán si la contratación se hace a través de la administración o por parte del CIT, en todo caso el Ayuntamiento está en disposición de ceder esa partida o de asumirla tramitándola nosotros pero con los criterios consensuados con el CIT», explicó.

«Vamos a empezar a trabajar para ver cómo se tiene que establecer el protocolo, cómo se tiene que llevar a cabo dentro de la administración la contratación de las diferentes actuaciones que se quieren hacer para potenciar la marca», indicó.

Según la alcaldesa, el objetivo es tener políticas cofinanciadas dentro de la administración y los agentes turísticos que repercutan en una mejor imagen de la ciudad.

En la reunión, Muñoz explicó también las últimas acciones promocionales realizadas en Estados Unidos y las desarrolladas a través de la alianza con la plataforma Virtuoso.

El Ayuntamiento organizará charlas informativas para los británicos residentes en Marbella

ANDREA JIMÉNEZ

La salida de Reino Unido de la Unión Europea sigue estando muy abierta, con numerosos escenarios posibles que dejan entrever lo que supondrá para toda Europa y para los propios británicos. La delegación de Extranjeros del Ayuntamiento de Marbella sigue de cerca todo este proceso, ya que la ciudad cuenta con un gran número de empadronados de nacionalidad británica. Con el objetivo de informar sobre las posibles consecuencias que traerá el Brexit, se organizarán varias varias charlas informativas para los residentes británicos en Marbella en las que participarán expertos de habla inglesa, según ha asegurado la concejala de Extranjeros, Remedios Bocanegra.

Estas reuniones, programadas por la propia delegación de Extranjeros, se realizarán en la sede de la misma, situada en el Palacio de Ferias y Congresos de la ciudad. Bocanegra ha señalado que dichos encuentros tendrán lugar a finales de 2019 y principios de 2020, en los meses de noviembre, diciembre y enero.

En ellos participarán expertos de diferentes materias, que explicarán en profundidad las consecuencias que puede producir la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Todos los ponentes serán de habla inglesa, «para que los asistentes puedan entender perfectamente de lo que se está hablando», ha afirmado la concejala.

Bocanegra ha asegurado que la delegación de Extranjeros «está al tanto de todo lo que está pasando con el Brexit» y ha apuntado que se está informando a todas las personas que buscan asesoramiento en la sede municipal. «Es una información de máxima importancia para toda la comunidad británica, por lo que seguiremos ofreciendo toda la ayuda que esté en nuestra mano», ha confirmado la edil.

Respecto a la situación actual de las negociaciones del Brexit, la concejala ha señalado que los británicos residentes en Marbella pueden afrontar con «tranquilidad» el nuevo escenario, ya que «no van a perder su certificado de residencia, solo tendrán que hacer algunas gestiones para convertirlo en un certificado de residente general».

En cambio, Bocanegra ha afirmado que la situación para los nuevos residentes no estará tan clara si finalmente el gobierno británico apuesta por un Brexit duro. «Puede ser más costoso para aquellos que quieran venir a vivir aquí, porque tendrán más dificultades para conseguir la residencia», ha apuntado.

En este sentido, ha recordado que el fin de la 'libre circulación' puede conllevar nuevos procedimientos, como visados con un tiempo limitado de estancia. «Los inversores que vengan tendrán que justificar sus negocios y la creación de empleo, por ejemplo. Los países europeos serán mucho más exigentes con Reino Unido, algo que ahora no pasa», ha explicado la edil.